A/B testing para fotografía de producto

Descubrir qué apuesta visual es la más adecuada es todo un reto para los ecommerce. Gracias a los test visuales A/B, los propietarios de una tienda online pueden tomar decisiones con mayor conocimiento de causa.

Antes de comprar en una tienda física, tenemos por costumbre interactuar con el producto. Nos probamos la ropa, olemos las velas y a veces incluso escuchamos un disco antes de decidirnos por él. Cuando se trata de la venta online, en cambio, la interacción es precisamente una de las principales carencias. Para compensar, los ecommerce utilizan la fotografía de producto para persuadir, influenciar y motivar la compra.

El tiempo es oro, de manera que vale la pena experimentar y buscar cuál es la apuesta más adecuada para captar la atención de nuestros potenciales clientes. En este sentido, el A/B testing permite comparar resultados entre diferentes opciones y poner a prueba el potencial persuasivo de nuestras imágenes de producto.

ab-testing

¿Qué variables podemos poner a prueba?

Tamaño

Aunque es cierto que cada ecommerce es único, y que también lo son sus usuarios, existen muchos estudios que demuestran la importancia del tamaño de las imágenes en la tasa de conversión. Su importancia radica en su capacidad para dar información visual a los usuarios sobre los detalles del objeto. Sobre esta cuestión encontramos una gran cantidad de posibilidades. ¿Mejoran los resultados si la imagen es grande? ¿Tus clientes compran más si incorporas la opción de zoom?

Además, siempre es recomendable usar, como mínimo, una fotografía que sirva de referencia sobre el tamaño real del producto. Una solución sencilla es añadir contexto a tu imagen. Por ejemplo, si el objetivo es vender una maleta de viaje, siempre podremos optar por colocar a una persona a su lado.

Fondo

El uso de fondo blanco contribuye a la coherencia, ya que garantiza una apariencia uniforme en todo el sitio web. Sin distracciones, el producto es el protagonista absoluto. Aun así, existen nuevas tendencias como el storytelling que tiene otras prioridades y que crea un estilo propio. Si eres dueño de un ecommerce, deberás plantearte cuál es tu estilo. ¿Qué funciona mejor para tu tienda online? ¿Tus usuarios prefieren las llamadas imágenes de estilo de vida o las fotografías sobre fondo blanco?

Posición

Con el término posición nos referimos al ángulo desde el que tomamos la fotografía del producto. En este sentido, puedes probar diferentes variaciones de presentación del objeto. Las opciones son variadas y van desde los ángulos más tradicionales (frontal y lateral) hasta otras alternativas menos frecuentes como planos cenitales o planos más detallados.

Número de imágenes

También puedes experimentar incrementando o reduciendo el número de imágenes que utilizas para ilustrar tu producto y analizar cómo afecta a tus conversiones. ¿Cuántas imágenes son necesarias para presentar el producto?

Color

Si tu producto está disponible en más de un color, deberás plantearte realizar test A/B sobre esta cuestión. Existen muchas opciones y debes encontrar la que mejor se adapte a tus usuarios. ¿Qué color elegirás para la primera de las fotografías? ¿Obtienes mayor número de ventas si incluyes fotografías con todas las tonalidades disponibles?

Tipo de imagen

Puedes realizar diferentes test para averiguar qué tipo de imagen de producto es más adecuada. Es recomendable que antes de invertir en la fotografía de producto de todo tu catálogo, realices pruebas A/B para escoger entre diferentes estilos y formatos. Algunas de las preguntas que deberás realizar son las siguientes: ¿Fotografía estática o vídeo de producto? ¿Imágenes 360º o escenarios modelados en 3D? ¿Con o sin modelos?

Consejos y buenas prácticas

Los A/B testing deben identificar problemas en la conversión y ayudarte a comprender el comportamiento de tus usuarios. A continuación, compartimos algunos consejos que te ayudarán a obtener resultados más fiables:

– Testea un solo elemento. De este modo, serás capaz de aislar su impacto en el rendimiento de tu sitio web. Si cambias más de un elemento en cada página, puede ser difícil descubrir a qué elemento se debe la mejora de los resultados.

– No cambies nada una vez hayas empezado el test. Si la localización del elemento cuestionado o alguna de sus características cambia durante el test, no podrás interpretar los resultados correctamente.

– Utiliza páginas con mucho tráfico. Para conseguir mejores resultados en menos tiempo, es recomendable realizar el test en los productos más consultados y con mayor tasa de conversión de tu catálogo.

– Realiza cambios notables. Las pequeñas modificaciones pueden pasar desapercibidas y pueden llevar a resultados no concluyentes.

– No finalices el test antes de tiempo. Debes asegurarte de que has recogido información suficiente. En el caso opuesto, será necesario volver a empezar el proceso de testing hasta obtener resultados significativos.

– Espera antes de actuar. No deberías tomar ningún tipo de decisión en base a un test no finalizado. De hecho, es recomendable una tasa de fiabilidad del 95% para asegurar que los resultados no van a variar.

Herramientas de A/B testing

Google Analytics

Google Analytics ya permite realizar test desde su plataforma. Se trata de una opción muy cómoda para todas aquellas tiendas online que usan esta herramienta. Permite probar hasta diez variaciones de una misma página y modificar títulos, encabezados, imágenes e iconos, textos y botones call to action. A través de tu cuenta de usuario, podrás consultar siempre que quieras el estado del test y sus resultados. Asimismo, con Google Analytics podrás obtener actualizaciones a través del correo electrónico.

AB Tasty

La empresa AB Tasty pone a disposición de las tiendas online una solución innovadora para el testing y la personalización multidispositivo. Su editor gráfico para no expertos permite modificar páginas ya existentes y añadir nuevos contenidos fácilmente. Los resultados permiten la personalización de la experiencia del usuario, desplegando optimizaciones específicas para cada segmento de público.

Optimizely

Ofrece prestaciones similares a AB Tasty. Se trata de una empresa que desarrolla estrategias de optimización de la experiencia del cliente, para páginas web y aplicaciones móviles. La implementación es sencilla y para preparar el test no es necesario tener conocimientos de programación.

 

Contenido relacionado:

Fotografía de producto: El tamaño sí que importa


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =