La importancia del color para aumentar las ventas

La importancia del color para aumentar las ventas
Aunque quizás no les damos la importancia que merecen, los colores son capaces de transmitir emociones y, por lo tanto, pueden inducir a la compra en mayor o menor grado. Definir una gama de colores para tu ecommerce es fundamental para dotar tu marca de personalidad y para conseguir captar la atención de tus potenciales clientes.

mario-gogh-589737-unsplash-(1)Para los retailers, la venta es el arte de la persuasión. En este sentido, lo primero que debemos saber es que hay muchos factores que influyen en la toma de decisiones de los consumidores. Entre todos ellos, las emociones destacan por su importancia a la hora de tomar decisiones de compra.

Diversos estudios desvelan que el color tiene una gran influencia sobre una marca, por su apelación directa a las emociones. Concretamente, más del 80% de los compradores afirma tener en cuenta los colores y la apariencia de un ecommerce a la hora de decidirse por comprar.

Definir una gama de colores que se adecúe a los clientes que deseas atraer a tu negocio online es fundamental para conseguir convertir cada visita en una compra. Y para mantener la coherencia estética, es necesario que apliques las mismas tonalidades al logotipo, a los elementos propios que configuran tu negocio online (tipografías, títulos, textos, banners), así como al estilo y a la tonalidad de las imágenes de producto que ilustraran los artículos que comercialices.

Significado de los colores

Es crucial tener en cuenta que los consumidores priorizan la apariencia visual y el color por encima de otros factores. De hecho, muchos compradores afirman que el color es la primera razón por la que adquieren un producto. Sin embargo, no debemos olvidar que también es uno de los principales factores que diferencia tu ecommerce de la competencia y ayuda a los usuarios a recordar tu marca.

Por todo esto, y para tomar decisiones con conocimiento de causa, debemos tener en cuenta que cada color se asocia con diferentes valores. Es muy importante decidir qué tipo de personalidad queremos atorgar a nuestro ecommerce para, así, escoger el color que mejor se adecúe a este mensaje.

  • Amarillo: Transmite optimismo y juventud. Comúnmente utilizada para llamar la atención a los denominados Window Shoppers, aquellos consumidores que navegan por los ecommerce como forma de ocio, sin intención de compra. Comúnmente se utiliza para los call-to-action.
  • Rojo: Es el color del amor y la pasión. Transmite energía y se usa como representación de la ausencia y la inmediatez. Por este motivo, es muy utilizado por los propietarios de tiendas online para ilustrar las rebajas o las ventas por liquidación.
  • Azul: Denota confianza y en ecommerce se utiliza para dar seguridad y garantía. Se trata de un color asociado a los contenidos corporativos, muy utilizado en el sector bancario y empresarial.
  • Verde: Asociado con la naturaleza y la riqueza, se trata del color que el ojo humano es capaz de procesar con más facilidad. Suele transmitir relajación, armonía, crecimiento y frescura.
  • Naranja: El naranja tiene la energía del color rojo y la felicidad del amarillo.
  • Rosa: Tradicionalmente, el color del romanticismo y la feminidad. Suele utilizarse en los ecommerce dedicados a mujeres y jóvenes.
  • Negro: Asociado al poder y la sofisticación, transmite elegancia. Se trata de un color muy utilizado en el mercado de productos de lujo.
  • Blanco: Representa la paz y la pureza, también la simplicidad y el minimalismo.

colores-ecommerce

El color y los tipos de consumidores

Los colores tienen también la habilidad de atraer a tipos específicos de consumidores, así como inducir el cambio en sus hábitos de compra.

Las marcas del sector de la comida rápida, rebajas o establecimientos outlets suelen recurrir a colores como el rojo, el naranja, el negro o el azul intenso, pues les interesa atraer a compradores impulsivos y dichos colores transmiten ese sentimiento de urgencia.

Del mismo modo, los bancos o los grandes almacenes suelen optar, tanto en su establecimiento físico como en sus negocios online, por colores como el azul marino o el turquesa. Dichos colores transmiten un sentimiento de seguridad y confianza, con el objetivo de atraer su principal target, los compradores que se ajustan siempre a su presupuesto.

Las marcas de la industria de la moda optan por colores pastel como el rosa o la verde aguamarina porque son aquellos que más se identifican con sus clientes potenciales, los consumidores más tradicionales.

 

La importancia de la apariencia va mucho más allá de la estética, ya que también afecta directamente al interés del cliente potencial por los productos del negocio. Establecer un estilo propio, con una gama de colores acorde al tipo de target al que nos dirigimos, es fundamental para conseguir los mejores resultados de ventas.

 

Los errores más comunes en fotografía de producto

Los errores más comunes en fotografía de producto
En ecommerce no hay nada más disuasorio que una fotografía de producto poco profesional y, la mejor forma de mejorar nuestra técnica es identificar cuáles son nuestros errores para, así, poder evitarlos. Aquí van algunos de los más comunes.

Errores de ejecución

Balance de blancos

También conocido como temperatura de color, el balance de blancos permite equilibrar las tonalidades cálidas y las más frías. Configurar correctamente este parámetro hará que los colores de tu producto se asemejen más a la realidad.

El balance de blancos está determinado por el tipo de fuente de luz. La luz solar y las bombillas estándar tienen temperaturas de color más cálidas, mientras que las bombillas fluorescentes y LED tienden a ser más frías. En función de tu iluminación, deberás ajustar el balance de blancos para conseguir resultados más fiables y de mayor precisión.

balance-de-blancos

No mezcles fuentes de luz de distinta naturaleza

Es habitual encontrar fotografías que usan al mismo tiempo diferentes fuentes de luz como, por ejemplo, un fluorescente y una bombilla. En estos casos, cada parte del objeto adquiere una tonalidad distinta en función de la luz que incide sobre esa zona concreta del producto. Es decir, si la bombilla se encuentra en el lado izquierdo, esa zona del producto tendrá una tonalidad más cálida, mientras que a la derecha el fluorescente provocará una cierta tonalidad azulada. Si eres el cliente y ves está imagen, ¿cómo sabrás cuál es el color exacto del producto?

Así que, recuerda: utiliza siempre más de una fuente de luz, pero que ambas ofrezcan el mismo tipo de iluminación. No queremos imágenes que lleven al cliente a la confusión.

Variedad de ángulos y posiciones

Siempre es una buena idea tener imágenes desde diferentes ángulos para ofrecer a tus clientes una visión completa del producto. En este sentido, la cantidad de imágenes y la variedad de ángulos que muestres a tus clientes afectará a las ventas. A más información, más seguros estarán de su decisión.

Diferentes-angulos

Por ejemplo, las tomas detalladas y de calidad pueden ayudar al cliente a ver tejidos, patrones y otros detalles importantes que no sería capaz de apreciar con una imagen general del producto.

No preparar los productos

Preparar adecuadamente los productos que vamos a fotografiar es una regla básica del ecommerce. Aunque sea nuevo, asegúrate de limpiar tus productos a conciencia. El proceso será diferente en función del tipo de artículo que vendas. Si se trata de muebles, remueve el polvo y púlelos siempre con un producto adecuado para el tipo de material. Si se trata de moda, plánchala y repara los daños antes de pasar a la siguiente fase.

Si usas tu teléfono móvil para tomar las fotografías también deberás limpiar la lente para eliminar el polvo, la suciedad y los residuos que se hayan acumulado con el tiempo.

Errores de ejecución

No alinear los productos

Probablemente se trata de uno de los errores amateurs más comunes que cometemos cuando damos los primeros pasos en el mundo del ecommerce. A la hora de editar las imágenes en la fase de postproducción, olvidamos que la página principal de nuestro sitio web será nuestro catálogo y que todos los productos estarán juntos, uno al lado del otro.

Por este motivo, es importante que los alineemos. El orden y su armonía garantizan una mejor experiencia de usuario.

error-alinear-foto-productos
alinear-fotos-productos

No prestar atención al fondo

Asegúrate de que el fondo no compite con el producto. A veces nos dejamos llevar por la creatividad y abarrotamos la escena. Para asegurarte, pregúntate si a simple vista queda absolutamente claro cuál es el artículo en venta.

Usar fotografías sin autorización

Puede ser que en algún momento sientas la tentación de usar las fotografías del fabricante, extrayéndolas directamente del sitio web. No lo hagas, por dos motivos: crearás desconfianza en tus potenciales clientes y correrás el riesgo de sufrir serios problemas legales. Las marcas protegen sus contenidos y su uso puede acarrear sanciones difíciles de afrontar.

Además, las personas que visiten tu sitio web pueden pensar que si usas las fotografías de otra persona es porque la calidad de tu producto no es la más adecuada. Evita problemas innecesarios y toma tus propias fotografías de producto.

 

Lo más importante de todo es que la fotografía represente al producto de la forma más fidedigna posible. No dejes de lado la honestidad. No queremos un cliente descontento que proteste porque los colores reales son muy diferentes a las imágenes. Cuando te sumerjas en el proceso de captura de tu catálogo, ten siempre en mente que gran parte de las devoluciones se producen porque lo recibido es muy diferente a lo comprado.

 

Guía de venta online para principiantes

Guía de venta online para principiantes
¿Tienes una tienda física y quieres vender tus productos por Internet? O simplemente quieres crear tu propio ecommerce para que el mundo no se pierda tus productos. En este artículo encontrarás respuestas a la pregunta que todos nos hacemos antes de embarcarnos en un proyecto de estas características: ¿cómo se vende online?
Primeros pasos en el mundo del ecommerce

En primer lugar, debemos tener muy en cuenta que la competitividad es una característica intrínseca del comercio online. Que vendas mucho un producto en tu tienda física, no significa que vaya a tener el mismo éxito en la red. No es lo mismo vender en una tienda física que hacerlo online, donde tus competidores se encuentran solo a un clic de distancia. Además, se trata de un entorno completamente distinto que requiere nuevas estrategias de marketing y nuevas formas de relación con el cliente.

Por todo esto, antes de aventurarnos en el desconocido mundo de la venta en Internet, es importante que tanteemos el terreno. Te recomendamos que pruebes la venta en un marketplace, ya que es la forma más sencilla y económica de hacer un test de mercado. Escoge algunos de tus productos estrella y aprende de los resultados. Existen muchos tipos de marketplaces, así que elige el que más te convenga en función del nicho y de su expansión geográfica. Amazon, eBay o Aliexpress son algunos de los más conocidos.

Y te preguntarás, ¿qué gano intentándolo? Pues muy sencillo, aprender. Aprenderás algunas nociones básicas de la venta en Internet, entre ellas: elaborar fichas de producto, realizar buenas fotografías, establecer precios, analizar e interpretar resultados de ventas, controlar a tus competidores, trabajar la captación, etc.

Si no funciona tu primera estrategia, toma ideas de tus competidores y prueba nuevas técnicas hasta que tus productos se vendan. Solo entonces estarás preparado para emanciparte y vender por tu cuenta.

primeros-pasos-ecommerce

Atraer clientes a nuestra tienda

Una vez que hayas montado una web sencilla para tu tienda, concéntrate al máximo en comercializarla implementando estrategias de marketing digital. Todo lo demás puede esperar. No temas, más adelante ya tendrás tiempo para invertir en mejorar tu web.

Por ahora trabaja en la captación. Necesitas llevar tráfico a tus productos y, sobre todo, generar ventas para que empiece a existir una cierta tracción. Tendrás que combinar la presencia en redes sociales con la publicidad de pago (Google Ads y Facebook Ads).

Utiliza herramientas como Google Analytics para saber qué productos tienen más visualizaciones, cómo acceden los usuarios a tu sitio web, cuánto tiempo pasan en él, etc. No te empeñes en tener siempre la razón y aprende de las estadísticas. Cuando no funciona tu principal apuesta, tendrás que explorar modelos alternativos. Aprovecha que todavía eres un ecommerce joven para experimentar e innovar.

Integración online y offline

En el caso de que dispongas de una tienda física, deberás empezar a plantearte una estrategia omnicanal para tu negocio. Se trata de ofrecer una experiencia uniforme, integrada y transversal, que cubra todos los canales donde se encuentren tus potenciales clientes. A grandes rasgos, la base del éxito de cualquier estrategia omnicanal es girar entorno al cliente.

Flexible: debe adaptarse a las cambiantes necesidades de compra. Los modelos rígidos generan una mala experiencia de usuario.
Personalizada y transversal: la atención debe ser individualizada mientras que la experiencia vivida por el cliente debe repetirse en todos los canales.

 definicion-omnicanalidad

La logística

A pesar de que muchas veces subestimemos la logística, en ecommerce se trata de un elemento que puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso de tu proyecto.

Seguro que a estas alturas ya eres consciente de la impotrancia de retener a los compradores y de conseguir nuevos clientes. En este sentido, debemos entender la logística como un elemento que genera cierto grado de engagement y fidelización. En realidad, lo que el cliente espera es que su pedido llegue a su casa en perfectas condiciones sin que esto implique un alto coste de entrega. Así, tu responsabilidad como propietario de un ecommerce es elegir el operador logístico más adecuado.

Y sobre todo no olvides la logística inversa. El comprador tiene derecho a devolver su producto si lo considera pertinente, y deberás facilitarle la devolución sin que ello le suponga un coste adicional no asumible.

Las redes sociales

Son parte de la estrategia de marketing, pero merecen un tratamiento aparte. Cada vez somos más conscientes de la importancia que tiene la reputación online en la intención de compra de los consumidores. De hecho, en muchos casos las empresas aglutinan más visitas en sus redes sociales que en su sitio web.

social-media-ecommerce

De un tiempo a esta parte, las redes sociales que han convertido en la mejor herramienta para conocer a los clientes de un ecommerce, interactuar con ellos y atraerles para comprar. En este sentido, lo más importante es que periódicamente generes nuevos contenidos de calidad. Si no ofreces actividad constante en tus perfiles de redes sociales, el esfuerzo no servirá de mucho. No las descuides.

 

Más adelante podrás empezar a pensar en formas de generar más ingresos, optimizar el diseño de tu tienda e invertir en crear una marca sólida. Hasta entonces, dedica el máximo de horas posible a sacar adelante tu proyecto de ecommerce y no tengas miedo de buscar ayuda profesional que te acompañe en este proceso.

 

Cómo usar Instagram en tu negocio ecommerce

Cómo usar Instagram en tu negocio ecommerce
El sector Ecommerce ha encontrado en Instagram un medio perfecto para publicitar sus productos. Ahora bien, ¿qué medidas debe tener en cuenta para aprovechar al máximo la red social? Esta es la pregunta del millón, y aquí la respondemos.
No son clientes, son seguidores

Comprometerse con nuestros seguidores es una excelente forma de desarrollar un grupo leal alrededor de nuestra marca. Esto es especialmente cierto en Instagram, donde el compromiso con las marcas es 10 veces mayor que en Facebook, 54 veces mayor que en Pinterest y 84 veces mayor que en Twitter.

El principal objetivo de cualquier community manager es interactuar con su público, y esto significa publicar contenido valioso y entretenido. Esta es la única manera de hacer que a nuestro público le importe lo que vendemos. Sin embargo, el compromiso no solo se calcula en base al número de amigos y “me gusta”. También se trata de ingresos. Un seguidor comprometido en Instagram vale un promedio de 65 dólares, 10 más que en Facebook.

instagram-1675670_640

Hashtags. El lenguaje del mundo intertextual

Los hashtags son populares por una razón: a la gente le gusta usarlos. Las publicaciones con al menos un hashtag promedian un 12,6% más de participación que las que no lo tienen, según un estudio de Simply Measured. Pero sobre todo los hashtags son imprescindibles para que los internautas te encuentren, ya que involucran a nuestra audiencia y expanden nuestro público potencial.

Storytelling

En agosto de 2016, Instagram lanzó Stories, una función que permite a los usuarios publicar fotos y vídeos que desaparecen después de 24 horas. Y desde ese momento hasta ahora, la red social ha sido capaz de atraer a nueva audiencia e incluso superar a Snapchat en su propio juego.

Lo que hace especial a Instagram Stories es que permite a sus usuarios ver el making of  de las campàñas de las grandes marcas. En lugar de ver solamente las fotografías de aspecto perfecto tomadas por fotógrafos profesionales, ahora los usuarios pueden ver fotos y vídeos que parecen haber sido filmados por ellos mismos o sus amigos. Esto crea un nivel de intimidad incomparable con cualquier otra táctica de marketing.

Publicar con frecuencia

No hay duda de que relacionarse con alguien implica comunicarse con frecuencia, y en Instagram funciona igual. Un buen community manager debe publicar con frecuencia para que su audiencia se fidelice con su marca. Esto es especialmente cierto si crea contenido valioso que ayude a su público, ya que querrán saber más de ti. No vale generar publicaciones irrelevantes para tu target.

Un estudio realizado por Forrester en 2016 descubrió que las mejores marcas ahora publican 4,9 veces por semana en Instagram, un aumento de más del 50 por ciento con respecto a 2015.

ecommerce-instagram-02

Concursos con premios

Los concursos funcionan como una táctica fantástica para hacer que nuestros seguidores participen activamente en actividades con la premisa de que recibirán un premio si hacen lo que les pidamos. Por consiguiente, están haciendo más que comentar una imagen o dar “me gusta” en una de nuestras publicaciones. Hay muchos tipos de concursos que puede crear:

  • Concursos de “me gusta”: consisten en pedirle a tus seguidores que den al bóton de “me gusta” en tus fotografías o vídeos para participar en un concurso con un determinado premio.
  • Concursos de comentarios: pides a tus seguidores que comenten una de tus fotos para participar en el sorteo de un premio. Estos concursos generalmente te piden a tus seguidores que digan por qué quieren ganar el premio. Algunos les pedirán que etiqueten a tres de sus amigos. Esto también puede te ayudar a dirigir nuevo tráfico a tu cuenta de Instagram.
  • Concursos de hashtags: en estos concursos, les pides a tus seguidores que publiquen una de sus propias fotos en sus cuentas personales, en la mayoría de los casos usando hashtags específicos en el proceso.

 

Los 10 mejores marketplaces del mercado

Los 10 mejores marketplaces del mercado
El gigante Amazon lidera el mercado de forma indiscutible, tanto por sus cifras de facturación como por su volumen de venta. Aun así, existen otros canales de distribución a tener en cuenta. Descubre cuáles son los marketplaces más influyentes del mercado para tomar decisiones con conocimiento de causa.

La mayoría de los compradores online españoles ha comprado más de una vez en marketplaces. De hecho, el Estudio Anual de Ecommerce 2018 de Elogia señala que, a lo largo del año, un 70% de las compras en la red se formalizan a través de estos portales.

Los mercados electrónicos aumentan la visibilidad de los negocios, favoreciendo la entrada a nuevos mercados y reduciendo el riesgo de inversión. Por todo esto, es una alternativa muy recomendable para aquellos iniciados que quieran tantear el terreno antes de arriesgarse a todo o nada. Pero no se trata de una opción exclusiva para los ecommerce recién nacidos. Las tiendas online consolidadas también pueden optar por vender sus productos en marketplaces con el objetivo de incrementar el volumen de ventas y la visibilidad del negocio en general.

marketplace-ecommerce

Sin embargo, no todos los marketplace son iguales. Existe uno para cada cliente, necesidad, marca y producto. Antes de escoger uno u otro, deberás llevar a cabo un exhaustivo análisis de mercado. En este sentido, y para que entiendas bien de qué estamos hablando, te presentamos algunos de los marketplaces más potentes.

Amazon

1.197 millones de visitas mensuales

¿Quién no conoce al gigante Amazon? Se trata ni más ni menos que del marketplace con mayor penetración del mercado. Por su posición de liderazgo, el portal ofrece el mayor alcance en términos de tráfico y en términos de expansión geográfica.

Como mercado electrónico multicategoria, Amazon es sinónimo de variedad de oferta y, en los últimos años, ha reivindicado su capacidad de fidelización. Si bien hablamos del marketplace más importante de Europa, también es cierto que tiene una de las cuotas más altas. Además, debes tener en cuenta que se trata de un marketplace mixto en el que ellos mismos también son vendedores. Si optas por esta opción, no solo competirás con otras marcas sino con el propio Amazon.

eBay

706 millones de visitas mensuales

Tenemos por costumbre pensar que eBay es una plataforma de venta entre particulares (C2C). Nada más lejos de la realidad. Presente en más de 30 países, distribuye tanto productos nuevos como productos de segunda mano. Hace años que se ha consolidado, sobre todo en mercados maduros como Reino Unido o Alemania.

El portal eBay apuesta por diferentes modalidades de venta, entre las que destacan el precio fijo y la subasta. En este segundo caso, el comprador puja tomando como punto de partida el precio establecido por el vendedor.

El Corte Inglés

181 millones de visitas mensuales

El Corte Inglés no es el vendedor ni el comprador, tan solo facilita la operación y pone a disposición su web para dar visibilidad. Su principal inconveniente es el filtro de marca. El Corte Inglés debe aceptarte como posible vendedor de productos en su portal.

Su fuerza en España lo sitúa en una muy buena posición a nivel internacional, de modo que, si quieres aumentar tus ventas nacionales, deberás contemplar esta posibilidad.

Aliexpress

78 millones de visitas mensuales

China lidera el mercado asiático gracias a este marketplace generalista. Perteneciente al conglomerado Alibaba, se trata de su plataforma de venta empresa-a-consumidor (B2C), donde conviven marcas chinas con retailers de todo el mundo.

Cdiscount

60 millones de visitas mensuales

La plataforma Cdiscount es un mercado electrónico horizontal, que hasta 2018 limitaba su actividad al mercado francés, cuna de los marketplaces. En julio, el grupo decidió expandir sus fronteras y abrirse al mercado español, belga, italiano y alemán.

Fnac

36 millones de visitas mensuales

Muy fuerte en Francia, pero también en España, se trata de un gigante de la venta de productos culturales y de entretenimiento, así como de electrónica de consumo. Fnac ofrece productos de vendedores profesionales y de particulares, tanto nuevos como de segunda mano.

Rakuten

5 millones de visitas mensuales

El marketplace japonés de más éxito abarca dos modalidades de venta: empresa-a-consumidor (B2C) y empresa-a-empresa (B2B). En 2013 se instalaron en España y, des de entonces, su crecimiento ha sido exponencial.

Añadir tus productos a la versión japonesa de Rakuten es una gran oportunidad para ampliar tus ventas al mercado oriental, muy activo en Internet. Ten en cuenta que su base de clientes total supera los 100 millones de usuarios anuales.

Marketplace-verticales

Marketplaces verticales o de nicho

En este caso asociamos la verticalidad a la homogeneidad temática. La principal diferencia entre un marketplace vertical y uno horizontal es la amplitud de su catálogo de productos. Mientras el primero centra su actividad en un nicho de mercado muy específico, el segundo diversifica al máximo su oferta.

Así, la fortaleza de los marketplaces verticales reside en su capacidad por ofrecer una amplia selección de productos de una misma categoría. A continuación, sacamos a colación algunos de los más exitosos de España.

  • Asos: Se trata de una de las verticales de moda más conocidas en todo el mundo. Casi 800 boutiques forman parte de su catálogo, que recibe un total de 64 millones de visitas mensuales. Asos ha consolidado su fortaleza en los mercados más potentes, como Francia, Reino Unido o Alemania.
  • Zalando: Des de su llegada al mercado en 2008, Zalando se ha consolidado como uno de los marketplaces más importantes de Europa. Hasta 2.000 marcas de ropa y complementos venden sus productos en este portal que está presente en 17 países. Según las cifras más recientes, recibe 36 millones de visitas mensuales.
  • La Redoute: La vertical de moda y decoración por antonomasia del mercado francés. La Redoute es un claro ejemplo de adaptación a los nuevos tiempos. Nacida en 1837 como fábrica textil, la empresa evolucionó ofreciendo venta por catálogo y, finalmente, convirtiéndose en un marketplace.
Contenido relacionado:

Fotos de producto para marketplace. ¿Qué hay que tener en cuenta?

 

¿Qué tendencias dominarán el futuro del ecommerce?

¿Qué tendencias dominarán el futuro del ecommerce?
Si eres propietario de una tienda online, de bien seguro conocerás la naturaleza mutable de Internet que obliga a los ecommerce a moverse contantemente en nuevos escenarios. ¡Reinvéntate y descubre cuáles son las mejores apuestas de futuro!

En el caso del ecommerce, la mejora de la situación económica, el aumento de la penetración de Internet y el crecimiento exponencial de la oferta, ha llevado al sector a una etapa dorada. No obstante, su constante renovación nos exige un aprendizaje continuo. Solo manteniéndonos informados, seremos capaces de sacar el máximo partido a nuestro ecommerce.

En este sentido, el futuro pasa por la mejora de la experiencia del usuario de la mano de nuevas soluciones tecnológicas. Ante la posibilidad de quedarnos atrás, es esencial que nos preguntemos: ¿hacia dónde va el ecommerce?

El móvil como base de todo

En España dedicamos alrededor de 20 horas semanales al teléfono móvil. Los smartphones y las tabletas se han convertido en la principal puerta de acceso a Internet. Factores demográficos, generacionales o de hábitos de consumo han incrementado el uso de estos dispositivos a todos los niveles, también en el ámbito de la compra online.

El mobile commerce ya es una realidad y, en este contexto, es indispensable que los negocios tradicionales expandan sus fronteras antes de que sea demasiado tarde.

Por otro lado, las estrategias de marketing también deben ser concebidas, en origen, para su adecuación a un canal que reúne nuevas características. La navegación, el comportamiento y hasta el formato de la pantalla son especificidades que se deben tener en cuenta a la hora de establecer una u otra estrategia.

Así, vemos que se perfilan nuevas tendencias de comercio electrónico que ya dan por sentado la navegación móvil y que todavía van más allá.

 

icono-movil

Los Marketplace se consolidan

Mantener un ecommerce requiere tiempo, esfuerzo, dedicación y conocimientos de cómo funciona el mercado online. En este sentido, los marketplace se consolidan como una poderosa alternativa. Un marketplace es una plataforma que reúne a diversos vendedores, facilitando la exposición y el proceso de venta. En términos generales, se trata de mercados electrónicos.

Lo cierto es que vender productos en un marketplace pone a tus rivales a un clic de distancia. El usuario ni siquiera necesita salir del portal para ver los productos de tu competencia. Por este motivo, el posicionamiento en estos portales es otra tendencia de marketing que marcará el futuro del ecommerce.

Realidad aumentada para una experiencia real

La realidad aumentada (RA) cambiará el mundo del comercio electrónico tal y como lo conocemos. Si quieres ser previsor, es mejor que la revolución te pille bien informado y con las pilas puestas. ¿Qué debemos saber? El potencial de esta tecnología reside en su capacidad por traer al mundo real elementos y productos virtuales. El principal objetivo de la RA es proporcionar una experiencia de compra similar a aquella propia de las tiendas físicas.

Una de las marcas pioneras en este ámbito es Ikea. A través de su nueva aplicación permite ubicar muebles de su catálogo en nuestro salón, gracias a una serie de algoritmos y con la única ayuda de la cámara de nuestro smartphone.

 

icono-realidad-virtual

El vídeo en vertical

Aunque el vídeo ya se ha establecido como uno de los formatos de contenidos preferidos por los usuarios, su uso no hace más que crecer. Su influencia en la toma de decisiones de los potenciales clientes también aumenta, a medida que nos acostumbramos, de manera que cualquier estrategia en la red debería considerar su uso.

En cuanto al formato, los vídeos en vertical se están adaptando a la perfección a los entornos sociales. Como hemos comentado, los dispositivos móviles son el nuevo eje vertebrador de todas las estrategias de marketing online para ecommerce. En este sentido, el vídeo en vertical es más natural, ya que se adapta más fácilmente a la pantalla reducida y ofrece mejores resultados.

El potencial de la comunidad

El perfil de Instagram ya es una segunda home para muchos ecommerce o incluso más importante que esta. El social commerce tiene la ventaja de realizarse en el seno de la comunidad digital, convirtiendo al usuario en partícipe del proceso de venta y, a sus contactos, en prescriptores de primer orden.

Instagram ha contribuido en gran manera a su despliegue. Los usuarios, que ya están acostumbrados a huir de la búsqueda textual, optan por otras formas de compra. La apuesta por el componente visual, ha convertido a esta red social en un ecosistema fértil para las nuevas estrategias de marketing online. Así, podemos afirmar que esta tendencia crecerá, de manera que podremos comprar prácticamente cualquier producto que aparezca en una imagen o vídeo de forma directa.

 

icono-redes-sociales

El big data es el futuro

Nos encontramos en la era de la información. Los datos son anhelados por todas las organizaciones que, gracias a su análisis, pueden predecir la demanda, entender las necesidades de los usuarios, comprender el mercado o ajustar precios y ofertas.

En definitiva, comprender al consumidor y dominar el big data será indispensable para los ecommerce de todo el mundo, ya que permitirá ofrecer una mejor experiencia adaptada a cada momento, lugar y cliente. La oferta personalizada incidirá en la recurrencia de compra, en el ticket medio y en la recomendación por parte de los clientes.

La facilidad del voice commerce

Lo dejamos en último lugar porqué probablemente se trate de una tendencia a largo plazo. El ejemplo más claro es Alexa, el asistente virtual de Amazon, que permite a los usuarios realizar compras mediante una orden de voz. Pese a su potencial, los consumidores todavía son reticentes a usar asistentes de voz, en la medida que temen equivocarse en el momento de realizar el pago.

Del mismo modo que sucede con la tecnología de realidad aumentada, creemos que el voice commerce dará un vuelco tanto a la venta en la red como al marketing digital. Si es cierto o no, el tiempo lo dirá.

 

icono-influencer-marketing

 

Contenido relacionado:

Digitalización y automatización: El futuro de la fotografía de producto


 

Una buena fotografía de producto vale más que mil palabras

Una buena fotografía de producto vale más que mil palabras
De nuestros cinco sentidos, sólo la vista interviene el proceso de compra online. Por ello, una buena fotografía de producto es una de las variables clave a la hora de entender la tasa de conversión de cualquier ecommerce.

La fotografía de producto es uno de los elementos fundamentales cuando hablamos de “conversiones” en el ámbito ecommerce. Esto sucede debido al propio funcionamiento del proceso de venta online, en el que el comprador no puede experimentar el producto de ninguna otra forma que no sea a través de una pantalla.

Cuanto más importante es la apariencia estética a la hora de comprar un producto, más peso específico adquiere la fotografía de producto como elemento clave a la hora influir en la intención del comprador. La tasa de conversión (el tanto por ciento de visitantes que se convierten en compradores) es el elemento alrededor del cual se centran la mayoría de acciones de marketing de cualquier tienda online. A la hora de situar esa tasa en los márgenes deseados (se estima que una buena tasa de conversión debe oscilar entre el 1% y el 3%), una buena estrategia puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.

ecommerce-1992281_1920

Por el momento, la venta online no puede igualar la experiencia de usuario que proporciona la compra “física”. No podemos reproducir al 100% las sensaciones que produce experimentar un producto con los 5 sentidos, pero sí podemos y debemos tratar de reducir esa diferencia lo máximo posible. Gracias a las TIC y a los últimos avances en fotografía de producto, tenemos hoy en día multitud de herramientas para ofrecer al comprador la máxima seguridad a la hora de realizar una compra online.

Imágenes ampliables de alta calidad y Fotografías 360º ofrecen un plus de interactividad, los modelos virtuales configurables permiten ver cómo “queda” un producto. Asimismo, los escenarios 3D pueden situarlo en infinitos contextos… Dependiendo del presupuesto, de las necesidades de la tienda online y del tipo de producto que esta ofrezca, la fotografía de producto ofrece innumerables opciones para enriquecer al máximo el proceso de compra online y, por tanto, aumentar la tan ansiada tasa de conversión.

 

Contenido relacionado:

Las 8 reglas de oro de la fotografía de producto para ecommerce

La revolución de los vídeos en redes sociales

La revolución de los vídeos en redes sociales
El vídeo emerge como digno contrincante de las imágenes estáticas para redes sociales. Ha llegado la hora de que las tiendas online consideren la posibilidad de incorporar este tipo de contenido a su estrategia de marketing y comunicación. Si todavía no lo has hecho, ¿a qué estás esperando?

No agobiar a nuestros seguidores en redes sociales se ha convertido en una regla de oro. Los usuarios premian las publicaciones más amenas. Cuanto más fácil es consumir un contenido, mejores resultados obtenemos. En este sentido, sabemos que no estamos desvelando nada nuevo cuando decimos que el vídeo debería formar parte del día a día de cualquier ecommerce.

Aun así, vamos a insistir recordando que el vídeo marketing para ecommerce es uno de los mejores métodos para dar a conocer tu estilo y posicionar la marca en las nuevas plataformas de difusión. Los vídeos pueden ser decisivos para aumentar las ventas de tu tienda online. Se trata de un valor añadido que puede influir de manera positiva en la toma de decisiones del usuario.

¿Qué opinan los profesionales del sector?

El informe State of Social 2019, elaborado anualmente por Buffer, rebela un incremento considerable del número de empresas que utilizan contenidos en vídeo para sus publicaciones. Las cifras muestran una clara tendencia ascendente que va des del 75% del año anterior, hasta el 86% actual.

Mas allá de la evidencia, el estudio señala que Facebook mantiene su liderazgo, siendo el principal canal de publicación de vídeos. Concretamente, 8 de cada 10 empresas encuestadas afirman participar activamente en esta red social, seguida bien de cerca por Youtube y Instagram.

 

grafica-videos-empresas-02

Uno de los datos más reveladores surge a raíz de la pregunta ¿qué parte del contenido cuida más a la hora de publicar en redes sociales? El contenido visual es la mayor preocupación de marcas y empresas, que dan prioridad a contenidos audiovisuales frente a la narrativa que ocupa el segundo lugar.

importancia-video-redes-04

¿Qué contenidos generan más interacción en redes sociales?

Los vídeos son las publicaciones que producen mayor interacción en redes sociales, en detrimento de las imágenes que han quedado relevadas a un segundo puesto. Numerosos estudios internacionales realizados por Quintly apuntan en esta dirección. Tanto en Instagram como en Facebook, que son los dos canales objeto de investigación por parte de esta plataforma de social data analysis, los vídeos fueron los contenidos más populares de 2018.

En Facebook, concretamente, los vídeos han logrado un 65% más de interacciones que las imágenes. Asimismo, el análisis de Instagram ha corroborado que los contenidos audiovisuales han obtenido hasta un 21% más de interacciones.

¿Cómo se comporta el usuario?

Se extiende el uso de las redes sociales por parte de los usuarios que buscan información de productos antes de realizar la compra. Hasta un 57% de los usuarios así lo afirma y, de nuevo, señalan Facebook y Instagram como sus fuentes de información más habituales. Además, 8 de cada 10 encuestados sigue marcas a través de las redes sociales y, de este porcentaje, un 39% declara hacerlo con mucha o bastante intensidad.

La consecuencia directa es otro dato: un 76% de los ecommerce declaran haber incrementado la inversión publicitaria en redes sociales respecto al ejercicio del año 2016.

A continuación, y por si todavía no sabes por dónde empezar, te damos tres ideas de vídeos para tu tienda online.

Testimonios

La práctica de los comentarios y opiniones de compradores está ya muy extendida. Los clientes satisfechos y/o expertos del sector pueden aportar su opinión sobre tus productos. Se trata de una opción muy rentable, de bajo coste y altamente efectiva, ya que puede convencer a un cliente indeciso. En este ámbito, uno de los formatos que está teniendo más éxito es el unboxing.

Vídeos de producto

Seguramente es el formato más utilizado por las tiendas online. Funciona en la medida que el cliente necesita ver y conocer el producto antes de comprarlo. Se trata de buscar una alternativa a las fotografías de producto y optar por otras opciones más innovadoras. Sin perder la creatividad, se trata de mostrar un producto tal y como lo veríamos en la tienda física.

Vídeos corporativos

Este tipo de video es una presentación de la empresa o de la marca destacando sus valores, filosofía y aquello que le diferencia de la competencia. Es una buena forma de humanizar la marca y ganar la confianza de tus potenciales clientes.

video-camera

Los mejores bancos de imágenes para tu ecommerce

Los mejores bancos de imágenes para tu ecommerce
La abundante oferta de bancos de imágenes online guarda relación con la creciente necesidad de contenidos web. Cuando las imágenes de catálogo de productos no nos sirven, las fotografías de stock son un recurso muy útil para las tiendas online.

El modelo de negocio online se comunica de forma directa con sus potenciales clientes a través de la web y de las redes sociales. El entorno visual donde navega el usuario debe ser coherente, intuitivo y armonioso. En este sentido, las imágenes fortalecen la identidad corporativa, ya que transmiten profesionalidad al usuario y hacen que la marca sea reconocible con un simple vistazo.

Por lo general, la estrategia comunicativa de un ecommerce se basa en las imágenes de su catálogo de productos. Ahora bien, es posible que el diseño del sitio web necesite también otro tipo de fotografías. En este caso, siempre es recomendable realizar nuestras propias imágenes de recurso. Aprovechar el tiempo libre y las escapadas para aumentar tu inventario de fotografías es una buena opción. Pero, aunque se trata de la alternativa más apropiada, sabemos que no siempre es posible encontrar el momento.

diseño-web

En esta situación, las fotografías de stock son un gran recurso y afortunadamente cada vez más aparecen nuevos bancos gratuitos de imágenes de alta calidad. Si tienes una tienda online, solo necesitas saber dónde buscar.

Derechos de autor: Creative Commons

Evitar problemas legales a largo plazo debe ser una prioridad para cualquier tipo de ecommerce. A la hora de usar repositorios de imágenes online, es importante conocer algunos de los estándares normativos sobre el uso de imágenes, las opciones de modificación y el reconocimiento de su autoría.

Habitualmente, los bancos de imágenes digitales se rigen por licencias Creative Commons o equivalentes. Se trata de distintas licencias que sirven para compartir creaciones y preservar los derechos de autor. A diferencia de sus alternativas, Creative Commons permite al creador establecer las condiciones de uso de su obra.

Para evitar contratiempos, siempre debemos consultar la licencia específica de cada fotografía. Pero ¿qué nos podemos encontrar?

Atribución: permite la distribución y obliga a mencionar al autor.

No comercial: la imagen no se puede utilizar con finalidades económicas.

Sin obras derivadas: la imagen no se puede modificar bajo ningún concepto.

Compartir igual: permite la creación de obras derivadas, siempre y cuando se mantenga la misma licencia al ser divulgada.

creative-commons

En cualquier caso, si sigues las premisas indicadas en el sitio web de descarga de imágenes, no tendrás que temer por su uso.

Bancos de imágenes gratuitos

Pixabay

Se trata de uno de los sitios web de fotografías en stock más popular. Se actualiza regularmente y tiene más de 700.000 contenidos descargables. A través de la plataforma, tienes a tu disposición todo tipo de material gráfico, ya sean elementos prediseñados o gráficos vectoriales de uso libre.

Freepik

Ofrece a los usuarios diseños gráficos, ilustraciones y recursos de alta calidad para uso tanto personal como comercial. La descarga de contenidos permite ilustrar el sitio web de tu tienda online. De hecho, en muchos casos permite la modificación de colores y elementos vectoriales, de manera que es posible adaptarlo a tu branding. La descarga se realiza con un único archivo comprimido, donde se incluyen diferentes formatos (PNG, JPG, PSD, AI, entre otros).

Flaticon

Como parte de Freepik Company, este sitio web ofrece una amplia gama de iconos editables de alta calidad para tu tienda online. Además, también dispone de familias de vectores organizadas por temáticas y/o estilos que pueden resultar muy útiles a la hora de diseñar tu proyecto digital.

Unsplash

Con Unsplash tendrás acceso a la descarga de fotografías, imágenes vectoriales y iconos de la mejor calidad para ilustrar los contenidos de tu tienda online. En la actualidad ya cuenta con más de 850.000 fotografías gratuitas. Además, genera regularmente nuevos contenidos para su repositorio. A modo de inspiración, dispone de una selección diaria y de un buscador para encontrar imágenes relacionadas con temas específicos.

Pexels

Pexels proporciona fotos de alta calidad y gratuitas bajo una licencia propia. Facilita la búsqueda a través de sugerencias que se adaptan a las necesidades del usuario. Asimismo, dispone de una página de recomendaciones que está formado por álbumes temáticos. Desde arquitectura hasta texturas, pasando por imágenes con dron, botánica y arte abstracto.

Copywriting e imagen de producto, el maridaje perfecto

Copywriting e imagen de producto, el maridaje perfecto
Cuando hablamos de la presentación de un producto en ecommerce damos mucha importancia a la imagen. Por este motivo, muchas veces dejamos en un segundo plano el texto, que puede llegar a tener la misma influencia en las conversiones.

El copywriting es el término que agrupa todas aquellas técnicas de escritura que tienen como objetivo la persuasion, normalmente enfocada a la venta. En el caso concreto del ecommerce, parte del trabajo del copywriting pasa por la redacción de las fichas de producto. Y pese a que encargarse de ellas no es aparentemente un trabajo demasiado creativo, las fichas de producto, y en general una buena documentación del mismo, son parte fundamental de los contenidos de cualquier tienda online. Si todavía no eres consciente de ello, aquí van algunas claves para entender su importancia:

  • La descripción de producto determina el SEO, el santo grial del ecommerce. A través del copywriting se definen las palabras clave mediante las cuales tu producto será indexado en los buscadores.
  • A través del copywriting puedes diferenciar tu producto ecommerce del mismo producto a la venta en otras tiendas online. Asimismo, permite diferenciarte evitando que los buscadores te penalicen por “copiar” la descripción del fabricante.
  • La descripción de producto debe llegar dónde no llega la imagen. Materiales, observaciones, características de valor añadido y en general cualquier cosa que no se vea a simple vista (y de valor a nuestro producto) debe ser descrita para dar al cliente la máxima información posible. Cuanto más y mejor informado está un cliente de ecommerce, más seguridad tendrá a la hora de comprar.

Una vez conscientes de la importancia del copywriting, el segundo paso es conseguir que nuestra descripción textual combine de la mejor manera con la descripción visual del producto. Para ello, te ayudará imaginarte la relación entre texto e imagen como un sistema de “vasos comunicantes”. Cuanto más muestre la imagen, menos texto necesitas y viceversa.

Es importante tener en cuenta también la diferencia entre tipos de productos a la hora de necesitar más o menos descripción. Los electrodomésticos y los artículos de electrónica, por ejemplo, tienden a necesitar muchas más especificaciones y descripciones más largas que las prendas de ropa, con las que debemos utilizar mucho menos texto para diferenciarnos de nuestra competencia.

En definitiva, mientras que con las fotografías de producto es recomendable que haya cuantas más mejor (tantas como sean necesarias para ofrecer una vista completa del artículo), en el caso del copywriting es importante buscar el equilibro entre dar el máximo de información al consumidor, pero sin excedernos. Básicamente un contenido de valor que aporte algo más a lo que ya se ha explicado mediante fotos de producto y vídeos.

Modelo real vs maniquí invisible: ¿Qué es mejor para mis prendas?

Modelo real vs maniquí invisible: ¿Qué es mejor para mis prendas?

Si algo caracteriza a nuestra sociedad en la segunda década del siglo XXI es la diversidad de elecciones. Las opciones a las que cualquiera de nosotros tiene acceso en múltiples ámbitos son numerosas, pudiendo elegir aquella que más nos beneficia o nos interesa para alcanzar nuestros objetivos. El mundo del ecommerce no está excluido de este contexto, ya que es un sector en alza y a la cabeza de la innovación tecnológica, siendo varias las posibilidades que podemos escoger para mostrar nuestras prendas.

Pero cuando tenemos diversas opciones entre las que elegir pueden asaltarnos las dudas, ¿qué es mejor para lo que quiero conseguir? Excluyendo por el momento al maniquí virtual, en esta entrada nos centraremos en las otras dos opciones: el modelo real y el maniquí invisible o ghost mannequin. Ambas modalidades poseen ventajas e inconvenientes que detallaremos a continuación.

Modelo real: una persona con la que identificar las prendas

El uso de una persona de carne y hueso como modelo de los productos que deseamos vender destaca en dos aspectos esenciales: el realismo del acabado y el factor emocional intrínseco en la moda.

Usar un modelo real implica que el consumidor ve los productos expuestos en un formato casi idéntico a su propio cuerpo –salvando las distancias respecto a las tallas-, por lo que funciona como un probador online. A ello, se le suma que las prendas y complementos quedarán de una manera natural, con una caída, pliegues y demás detalles cercanos a los que percibirá el cliente al recibir el producto. Permite también usar multitud de poses, dotando a los objetos de dinamismo.

3 (2)[8]

Junto a lo anteriormente dicho, la modalidad real de modelo añade un punto clave como es el factor imitación o identificación, que a nivel psicológico implica un complejo entramado de emociones y deseos con la persona que nos muestra los productos. Una sonrisa, un cruce de piernas, una mirada seductora… todos estos detalles juegan con el cerebro del consumidor para inducirlo a clicar y realizar la compra.

Por otro lado, sus desventajas también hay que tenerlas en cuenta y es precisamente en la parte más psicológico-emotiva donde el modelo real puede jugar en nuestra contra, no transmitiendo correctamente la idea que queremos dar o no encajando con el target al que nos estamos dirigiendo, entre otros. El factor emocional es profundo e intenso pero también más difícil de predecir, distrayendo también la atención del propio producto. A esto se le añaden unos costes, en general, más elevados y una mayor dificultad para que el acabado visual de la prenda sea óptimo.

Maniquí invisible: el producto como centro

En el otro extremo del umbral nos encontramos con el maniquí invisible. Donde el modelo real absorbe la atención, el maniquí invisible deja todo el foco en el producto que viste, eliminando cualquier distracción sobre el consumidor. No sólo permite focalizar la atención, sino que permite destacar los elementos principales del producto, pudiéndose lograr un alto grado de detalle -incluso en fotografías de partes internas-.

Tampoco olvidemos una cosa. El ghost mannequin implica una característica muy relevante: reduce costes. Según con qué modelos reales trabajemos, las diferencias entre costes pueden ser bastante elevadas. Además, la versatilidad, velocidad y grado de ajuste que permite un maniquí invisible es difícil de superar, junto a la posibilidad, en alza y con mucho valor, de realizar una vista 360º, que otorga una sensación de realidad aumentada que incita al consumo. Su grado de ajuste es un punto clave si hablamos de productos especiales, como ropa técnica, donde el acabado es óptimo en maniquí invisible.1 (5)[10]

En contra de esta modalidad tenemos el hieratismo de las poses y su escasa variabilidad, la exactitud de volúmenes y formas que en ocasiones pueden no ceñirse a los de un cuerpo real y la total ausencia del factor emocional que otorga un modelo real, colocando todo el peso de la venta en el producto en sí.

¿Qué usar y cuándo?

Las dos modalidades de maniquí son útiles, aunque cada una se adapta a un objetivo diferente.

El modelo real tiene mayor relevancia cuando la marca o cliente desea un enfoque más fashion  o emocional, donde se busque un escaparate visual más variado en el que se quiera destacar el factor “imitación o identificación” del consumidor con el modelo que visualiza, aportando a través del modelo escogido una serie de mensajes de marca.

El maniquí invisible permite, por encima de todo, una mayor producción de producto siguiendo una homogeneidad idónea para un escaparate online ordenado y visualmente atractivo, que pone todo el protagonismo en la prenda misma, sin distracciones. A esto se suma el acabado óptimo que se puede conseguir, presentando cada producto de la mejor forma posible, mostrando cada detalle y recoveco.

La combinación de ambas (vistas generales con modelo real y vistas detalle con maniquí invisible) puede suplir las faltas de cada modalidad aunque todo depende de los costes que cada cliente quiera asumir y del objetivo al que se desee llegar, tanto en calidad final como en producción.

Contenido relacionado:

La Técnica del Maniquí Invisible

Do it Yourself. Cómo sacar buenas fotos de producto con tu móvil

Do it Yourself. Cómo sacar buenas fotos de producto con tu móvil
Hoy en día el móvil está tan extendido como el automóvil o internet y esto se refleja en la cantidad de contenido web y aplicaciones enfocadas a este tipo de dispositivos. También para vender tus productos de ecommerce, la fotografía Do it Yourself con teléfono móvil puede ser la solución a tus problemas. 

Su tamaño, que lo hace fácilmente transportable y manejable, y la continua consulta por parte del usuario lo convierten en un foco de atención para cualquier ecommerce. Pero también a la inversa, como herramienta activa, el teléfono móvil puede utilizarse para fotografiar nuestros productos de forma barata y con una calidad nada desdeñable, poniéndolos en internet a través de redes sociales o de la web en pocos minutos.

Versatilidad y redes sociales

Los modelos que salen al mercado actualmente poseen un calidad fotográfica elevada que, pese a no alcanzar a las máquinas profesionales, en manos de una persona con unos pocos conocimientos pueden dar resultado a imágenes de producto muy aptas dentro de los ecommerce. Las últimas versiones de los dispositivos móviles poseen, como norma general, una capacidad fotográfica y unas herramientas de edición y retoque muy potentes, característica que otorga a los móviles una posición privilegiada en la relación versatilidad-calidad.

Además, el acceso directo desde el dispositivo a redes sociales como Instagram, Twitter o Facebook a través de sus respectivas apps permite mantener un flujo continuo de imágenes en el perfil o en la web que facilitan la actualización constante, incitando y conservando el interés del consumidor.

do it yourself

Pautas imprescindibles para una buena fotografía de ecommerce

Debemos conocer en profundidad el modelo de dispositivo móvil que tenemos, qué datos técnicos posee y qué herramientas podemos añadirle. También sería útil tener establecido una serie de conceptos previos que nos permitirán hacer fotografías acordes a nuestros objetivos, como pueden ser el target de cliente, la filosofía de marca o el universo visual que queremos crear alrededor de nuestro producto. Una vez preparado todo esto, nos dispondremos a realizar la fotografía, e igual que ocurre con una máquina fotográfica profesional, separando dos procesos diferentes: la captura de la imagen y la edición de la misma posteriormente.

Imagen

La captura de la imagen o fotografía conlleva 5 puntos principales, correspondientes al contexto que rodea al producto en el momento de realizar la instantánea:

La iluminación: una luz adecuada es imprescindible en una buena fotografía y por ello optaremos por dos soluciones baratas y prácticas. Una es el uso de luz natural, por ejemplo al lado de una ventana, y la otra es una lámpara grande -o un kit de iluminación, según el tamaño del producto-.

El tipo de fondo: podemos elegir entre un fondo neutro blanco o de color, que destaque el producto por encima de todo, u optar por una fotografía de “estilo de vida”, muy propia de plataformas como Instagram, que aporta mensajes emocionales a nuestro producto.

La estabilización de imagen: para evitar imágenes poco nítidas o borrosas, es recomendable adquirir un trípode que estabilice el dispositivo móvil, cuyo precio no supone una inversión muy elevada y mejora significativamente la calidad de las fotografías.

La superficie de apoyo: una mesa o cualquier superficie estable, lisa y uniforme ayudará a dar profesionalidad y calidad a la fotografía.

Las lentes externas: suele ser necesario añadir accesorios de zoom como teleobjetivos para realizar las fotografías más detallistas, ya que la calidad de los dispositivos móviles al respecto suele ser, de entrada, deficiente.

Edición

Tras tomar la fotografía, pasaríamos al siguiente paso o proceso, que tendría como base la imagen fotografiada, a partir de la cual se retocarían diversos elementos para conseguir un acabado lo más perfecto posible y que encaje con nuestra idea previa. Es primordial tener en cuenta que a más calidad de la fotografía tomada, más calidad obtendremos con la edición; aunque obvio, la edición no consigue milagros, por ello la importancia de los pasos anteriormente comentados.

do it yourself 2Ante todo, y aunque los programas de edición estandarizados en los móviles parezcan útiles, es necesario hacerse con una app de edición que nos permita muchas más opciones. En la actualidad hay muchísimas, desde las conocidas Adobe Photoshop Express y Snapseed, pasando por Pixlr, Fotor o BeFunky, todas gratuitas y cada una concreta para cada persona y meta.

Una vez hecho esto, procederemos a una serie de retoques que mejoren al máximo la calidad de nuestra fotografía, como serán retocar el color, ajustar el encuadre o mejorar las texturas, siempre comparando el resultado final con el original e intentando huir de los habituales filtros automáticos.

Hacer fotografías de nuestros productos con dispositivos móviles es una opción barata y asequible, que ofrece una calidad media/alta a aquellos que controlen los puntos básicos y necesarios, aunque siempre asumiendo que no será la opción más adecuada para grandes producciones ni se obtendrá la calidad profesional que en empresas que sí se dedican a ello pueden conseguir.

Contenido relacionado:

Las 5 claves de la fotografía de producto

 

Fotografía para ecommerce. ¿Qué opciones tengo?

Fotografía para ecommerce. ¿Qué opciones tengo?
Son muchas las opciones que el mundo de la fotografía para ecommerce ofrece a este sector para presentar sus productos de la manera más atractiva e informativa posible. Desde la fotografía de producto propiamente dicha hasta las múltiples posibilidades de la imagen interactiva, pasando por los shooting de colecciones o los vídeos promocionales, los servicios profesionales relacionados con la fotografía para eCommerce són cada vez más variados y adaptados a las necesidades de cada cliente.

Descriptivas o artísticas, neutras o , las imágenes son el principal argumento de venta de la mayoría de tiendas virtuales, y tanto su calidad como su buen uso acostumbran a marcar la diferencia en el objetivo primordial de toda tienda online: las conversiones. De entre todos los tipos de imagen para ecommerce, cabe destacar las cinco opciones actualmente más populares a la hora de dar respuesta a las necesidades de las principales tiendas online:

Fotografía descriptiva de producto

Las últimas tecnologías en fotografía, robótica y software permiten industrializar el proceso de fotografiado de grandes volúmenes de artículos, dando como resultado verdaderas fábricas de imágenes para ecommerce donde todo el proceso está completamente automatizado. El resultado son imágenes de calidad sistematizada y a medida de las necesidades de cada ecommerce, optimizadas para su uso en la venta online.

destacado-360

Fotografía 360º interactiva

La fotografía de producto 360º  reduce la distancia entre la compra virtual y presencial, mejorando la información sobre el producto a través una puesta en escena totalmente interactiva y muy fiel a la realidad, disponible desde cualquier tipo de dispositivo.

Maniquí invisible

La técnica del maniquí invisible permite mostrar todo tipo de prendas con su volumen natural i sin necesidad de modelo, dando todo el protagonismo al producto. Gracias a este tipo de presentación, especialmente usado en el campo de la ropa técnica, las prendas adquieren dinamismo y volumen como si la llevase un modelo profesional, pero con el importante ahorro de costes que implica prescindir del modelo “real”.

Escenarios 3D

Se trata de escenarios virtuales creados a partir de modelados 3D ofrecen al ecommerce, especialmente a los dedicado a los productos para el hogar, la posibilidad de situar su producto siempre en los mejores contextos posibles.

destacado-escenarios-3D1

Modelos virtuales

Los modelos digitales 3D hace años que son una realidad en el campo de la imagen para ecommerce y son muchas las firmas del sector que ya han apostado por el ahorro en costes y tiempo que representa esta técnica de presentación de productos en el campo de la moda. Actualmente, el realismo y las opciones de personalización que estos catálogos de modelos virtuales ofrecen han aumentado hasta el punto de convertirse por fin en una alternativa barata i flexible al uso de modelos “reales”.

Shooting artístico

A pesar de los muchos avances que la digitalización ha traído a la fotografía, no hay nada comparable al buen ojo de un fotógrafo profesional cuando se trata de realizar un shooting para una campaña concreta o como portada de una colección. Desde el estilismo al maquillaje hasta la escenografía o iluminación, pasando por la elección de l@s modelos o de la localización, son muchos los elementos que intervienen en que el resultado final de un shooting esté a la altura de nuestras expectativas.

photo-shooting

Video promocional

Más enfocado al marketing que a dar información sobre el producto y especialmente indicado para la presentación de colecciones o el lanzamiento de gamas de productos, la realización de videos promocionales es siempre una buena opción. Combinado con las posibilidades que ofrecen actualmente los softwares de postproducción, el video sigue siendo la mejor arma para “viralizar” los conceptos principales asociados a nuestra marca.

 

El ecommerce en España, una tendencia al alza

El ecommerce en España, una tendencia al alza
El comercio electrónico avanza a paso firme en España. Así lo demuestran los datos proporcionados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en los primeros balances de 2018. A la espera de los resultados definitivos, es orientativo el Estudio Anual de eCommerce que identifica las nuevas tendencias y define el perfil del comprador español.

En sus análisis trimestrales, la CNMC hace balance del mercado del ecommerce prestando especial atención al volumen de negocio nacional y a la compraventa cross-border. Como era de esperar, los resultados más recientes confirman una tendencia que ya veníamos observando en los últimos tiempos. En el primer trimestre de 2018, la facturación del comercio electrónico superó los 8.900 millones de euros, mientras que en el segundo trimestre se alcanzó la cifra récord de 9.333 millones.

 ecommerce shopping online

En su conjunto, estos resultados suponen un incremento del 29,8% en relación con el mismo periodo del año anterior. Los expertos afirman que, de continuar con esta tendencia, el sector de las ventas online podría rozar los 40.000 millones en el global de 2018. Superaría así los 30 mil millones del año 2017, con una mejora cercana al 30%.

Concretamente, las agencias de viajes y los operadores turísticos aglutinan casi el 15% de la actividad del sector. El transporte aéreo (11,3%) y la moda (5,8%) se posicionan en el segundo y el tercer lugar respectivamente.

Las ventas dirigidas al extranjero y con origen en el mercado español representan el 19,4% de las transacciones. El sector turístico (transporte, alojamiento, agencias de viajes y otras actividades relacionadas), genera el 73,6% de las compras que desde otros países se realizan en ecommerce españoles.

Tendencias y perfil del comprador español

A la espera de confirmar los resultados con la publicación del análisis completo de la CNMC, IAB Spain y Elogia han realizado su Estudio Anual de eCommerce. Se trata de una aproximación al comercio electrónico español, que se obtiene a partir de una muestra de 968 hombres y mujeres. Dicho estudio nos permite extraer las primeras conclusiones de este 2018, en lo que se refiere a las tendencias del sector y al perfil del comprador nacional.

En primer lugar, los resultados reflejan que el 71% de la población internauta española compra online. Es decir, 19,4 millones de personas de entre 16 y 65 años adquieren sus productos a través de canales de compraventa electrónica. A pesar de que esta cifra no significa un incremento sustancial del número de compradores, sí que se percibe un ligero aumento de la frecuencia y del gasto de compra. El principal motivo: los españoles de entre 24 y 30 años están dispuestos a gastar más de 150€ en cada compra. Cifras que contrastan con el promedio del consumidor nacional que gasta 77€.

 ecommerce shopping online

El ordenador sigue siendo el principal dispositivo para comprar online. Aún así, pierde ocho puntos porcentuales, los mismos que gana en preferencia el smartphone que sigue creciendo a su costa. Su distintivo: el teléfono móvil permite a los consumidores adquirir productos y servicios cuándo y dónde quieran. Es decir, sin restricciones y de manera rápida y sencilla. Además, el estudio destaca que los internautas que no utilizan el teléfono móvil son aquellos menos intensivos.

En cuanto al perfil de la oferta, los pure players digitales son las webs preferidas para la compra online, seguidos de cerca por las tiendas omnicanal. Además, el estudio señala que, cuando se dispone de tienda online y offline, la practicidad y la comodidad de compra son los principales motivos que fomentan el ecommerce.

¿Qué deben mejorar los ecommerce?

Los resultados de este estudio nos permiten identificar los nuevos retos del comercio electrónico para este próximo año. ¿Qué prefieren los compradores? ¿Qué es lo que más valoran? ¿Cuáles son los motivos que producen baja satisfacción del cliente?

Mejorar la experiencia del cliente

El ecommerce todavía tienen cuentas pendientes con sus compradores. Según los datos obtenidos, los factores que desencadenan una baja satisfacción son los precios altos (30%), la calidad de los productos (30%) y la dificultad de uso de la plataforma (28%). En menor medida, también intervienen los largos plazos de entrega (27%) y la falta de descuentos y promociones (26%).

Influencias

Asegurar la satisfacción también es importante en la medida que los posibles compradores se ven influenciados por otras experiencias. Antes de formalizar el pedido online, los internautas buscan información, consultan reseñas y comparan precios. Las fuentes más destacadas son la página web de la marca (53%), la opinión de amigos y/o familiares (40%) y, en menor medida, los blogs y foros (38%)

Redes sociales y comercio electrónico

Social-media-1050x700El uso de las redes sociales a nivel comercial es el siguiente paso lógico para la expansión de los ecommerce. El estudio refleja que el 83% de los compradores online españoles son activos en redes sociales. Por orden de uso: Facebook, Youtube, Twitter, Instagram y LinkedIn. En este sentido, se han convertido en la mejor herramienta para conocer a los clientes, interactuar con ellos y atraerles.

Diversificar las opciones de pago

Tanto expertos como consumidores señalan que la posibilidad de disponer de diferentes medios de pago puede marcar la diferencia entre una buena y una mala experiencia. Tarjeta de crédito, Pay Pal, transferencia bancaria y contra reembolso son los métodos más usados en las compras online.

El estudio también revela un nuevo perfil de comprador. La generación Z (16-23 años) prefiere las tiendas offline. Se trata de un perfil altamente susceptible a las redes sociales pero muy exigente con los productos y los envíos. Tiene bajo poder adquisitivo y gasta un promedio de 20€ al mes, principalmente con motivo de ofertas y descuentos.

La Técnica del Maniquí Invisible

La Técnica del Maniquí Invisible
El maniquí es una herramienta principal para el escaparate y venta de productos de moda. En el mundo del e-commerce, la incorporación de la técnica del maniquí invisible ha generado una serie de ventajas a los vendedores que a día de hoy es difícil de rechazar.

El uso del maniquí permite a los productos coger la forma adecuada, y por lo tanto las imágenes que se tomen del producto serán más profesionales y consistentes. Esto llevará a un aumento de atracción del consumidor hacia el artículo.

Sin embargo, el maniquí en sí puede ser una distracción, y la técnica del maniquí invisible es una alternativa que crea un efecto idóneo para la venta y no permite distracciones con el elemento deseado, el producto de moda.

¿Cómo crear el efecto del Maniquí Invisible?

Primero hay que seleccionar un maniquí de color mate o blanco que sea favorecedor para los tonos blancos del fondo, lo cual hará que en la post-producción de la imagen sea más fácil de destacar el producto.

Seguidamente, se coloca el producto que se ajuste adecuadamente al maniquí, y se le dará una pose estática.

Para que el artículo de moda pueda adquirir más profesionalidad se puede usar cinta para enganchar bien el producto al maniquí y así consiga tener la misma simetría.

También se puede utilizar pinzas para resaltar los cortes y líneas del producto como por ejemplo los pliegues de un pantalón.

Y otro de los materiales más usados entre los estilistas es el papel ‘tissue’ que sirve para rellenar espacios en los que no hay relieve del maniquí y dan la sensación de volumen en el artículo. Por ejemplo, la capucha de una sudadera se puede rellenar para que adquiera ese volumen deseado.

maniqui-invisible-ecommerce-02

El siguiente paso será colocar el maniquí en un espacio con una muy buena iluminación LED y un buen séquito de cámaras. Es necesario tener un buen estudio equipado ya que, a menor calidad, menor es el efecto del maniquí invisible.

Por último, se fotografía el producto en diferentes ángulos para crear el efecto 3D. Primero se captura una imagen de frente y de espalda del producto. Después se da la vuelta al artículo (de dentro a fuera), y se coloca el producto en la espalda del maniquí, dejando la etiqueta a la vista de la cámara. Esta nueva captura se insertará en la imagen principal dando una sensación de profundidad del producto.

El siguiente vídeo enseña a cómo estilizar y tomar una imagen ideal del artículo elegido, un cárdigan, y da la fórmula de cómo adjuntar la imagen de la parte interior a la exterior del producto.

 

Ventajas de la técnica del Maniquí Invisible:

· Se trata de un proceso versátil y muy fácil de hacer.

· Ayuda al consumidor a visualizar el producto como si lo llevara puesto.

· Es una manera sencilla y rápida de estilizar.

· Se destacan los elementos principales del producto y es extremadamente detallista. Por ejemplo, los cortes de mangas o la línea de la figura son fáciles de ver.

· No es necesario invertir mucho tiempo ya que el producto se ajusta fácilmente al maniquí. Hay algunos modelos de maniquí invisible que incluso se puede quitar y poner piezas dependiendo del producto que quieras vender.

fot3987

· El consumidor puede ver el artículo en vista 360 grados, desde todos los ángulos, y con una sensación de realidad aumentada.

· Crea una sensación de profundidad y proximidad en la imagen que incita al consumidor a comprar y a tener una decisión de compra más rápida.

· Hay una gran variedad de maniquíes y posturas, y son de fácil acceso.

· Se pueden apreciar las partes internas de los productos y sus sombras.

· Esta técnica crea un efecto de volumen natural sin necesidad de un modelo.

La técnica del maniquí invisible ha llegado al mundo de la fotografía de producto para eCommerce para quedarse, y són cada vez más los proveedores que invierten en esta técnica. Empresas como WIO, centradas en ofrecer un servicio industrializado de imágenes específicamente pensado para el ecommerce, son pioneras en el uso del ghost mannequin por su capacidad para destacar el producto y sus características, así como el gran ahorro de costes que significa, puesto que también es efectivo en la fase de post-producción.

 

Contenido relacionado:

Modelo real vs maniquí invisible: ¿Qué es mejor para mis prendas?

La transformación digital de la fotografía para ecommerce

La transformación digital de la fotografía para ecommerce
A raíz del éxito de las ventas online, el sector ecommerce ha adaptado sus prioridades. Pesan cada vez más la rapidez, la perfección estandarizada, la homogeneidad en los resultados y la reducción de costes; y cada vez menos aquellos factores relacionados con el arte y la creatividad que aporta el fotógrafo profesional y que, inevitablemente, aumentan tanto el coste económico como el tiempo de respuesta de todo el proceso.

Dada esta nueva tendencia, las empresas se han renovado en concordancia con la transformación digital, ya que hoy en día su competitividad pasa por la aplicación de un modelo industrializado de producción fotográfica en el que el arte y la creatividad cedan paso a la ingeniería y la automatización de productos. Todo ello para transformar un proceso manual, heredero de un sistema de producción pensado para las necesidades fotográficas de la venta offline, en un modelo de producción industrial capaz de dar respuesta al aumento exponencial de demanda que en el campo de la imagen presenta la venta online.

Este modelo industrializado constituye una verdadera transformación digital en el campo de la fotografía de producto. Dicha transformación se ha basado en la introducción de la ingeniería de procesos para que toda la cadena de producción, desde que entra el producto hasta que sale, esté automatizada en base a los últimos avances en el campo de la ingeniería fotográfica, la robótica, los softwares de edición, los sistemas de información y la logística de muestras. El resultado es un proceso revolucionario que, a partir de tres beneficios clave, supera con creces los modelos anteriores:

Reducción del tiempo de producción

Este es uno de los beneficios más destacados porque la puesta en marcha del procedimiento industrializado supone una reducción de tiempo abismal respecto al modelo anterior. Mientras el modelo artesanal llegaba a realizar 500 capturas diarias, el modelo digital realiza 10.000, sin necesidad de retoques y perfectamente homogeneizadas.

Precio sin rival

Y a mayor producción, menores son los costes. Basta con subrayar la diferencia en cuanto a la capacidad de ambos modelos para comprender que, en el nuevo paradigma, el precio por cada una de las representaciones digitales no tiene rival en el mercado.

Flexibilidad y movilidad

Por último, cabe destacar que este tipo de empresa no se inscribe solamente dentro de sus instalaciones, sino que ofrece dos modalidades adicionales. Por un lado, se encarga de implantar en las instalaciones del cliente un estudio de captura de imágenes adaptado a sus necesidades; básicamente está pensado para un ecommerce con un gran volumen de productos y una alta rotación de catálogos. Por otro lado, ofrece otro servicio que tiene el mismo objetivo, pero en una escala reducida. En este caso, se trata de reproducir, en poco tiempo y en cualquier almacén u oficina del cliente, un equipo robotizado de captura de imágenes para llevar a cabo pedidos urgentes.

El proceso, paso a paso

infografia-procesoWIO02-03

Check in

Cuando un determinado producto llega a una empresa de captura de imágenes pasa una primera fase llamada check in, en la cual se registran todas sus características en el sistema, asignándole en un código de barras los parámetros de fotografiado para que todo el ciclo de captura se lleve a cabo con éxito. Así es como se hace una revisión de los productos y se ordenan por cliente o campaña; se preparan para el proceso de captura desembalándolos y limpiándolos; y se clasifican asignándoles el set up fotográfico según la tipología del producto, mediante un código de barras identificativo, para su lectura con pistolas lectoras.

Captura automatizada

A continuación, se realiza la captura automatizada del producto en unas cabinas o mesas de luz robotizadas. En este procedimiento, el software toma un papel protagonista y dirige al operario en todo momento dándole las instrucciones de cada producto (métricas de colocación, captura, iluminación, etc.), que previamente han estado programadas por un fotógrafo profesional en función del briefing de cada cliente.

Copy y Traducción

Al mismo tiempo, para reducir el tiempo de postproducción se añaden las características del producto, en base a los patrones de descripción por idioma y cliente. Este procedimiento se realiza de forma semiautomática, utilizando la información del producto introducida en el sistema durante la fase de check in, y finalmente se incorpora toda la información al sistema de gestión integral del proceso. El cliente, además, tiene la opción de traducir estos datos a cinco idiomas para la internalización del producto.

Check out

En última instancia, las fotografías realizadas pasan un riguroso proceso de supervisión para controlar los resultados antes de la entrega final. Este paso se puede complementar con un tratamiento de aquellas imágenes en las que el sistema automático no alcanza el nivel necesario; y en estos casos, son diseñadores expertos los que proceden a realizar los retoques específicos.

Una vez finalizado este procedimiento, el cliente valida las representaciones digitales y cuando dan el visto bueno, el producto se vuelve a empaquetar para su devolución en perfecto estado.

destacado-360

 

Fotografía de producto: El tamaño sí que importa

Fotografía de producto: El tamaño sí que importa
Compartimos con vosotros los resultados del estudio realizado por la agencia Optimics sobre la relación entre el tamaño de las fotos de producto y las conversiones en ecommerce. Ya os avanzamos que, en este caso, parece que el tamaño sí que importa…

La Agencia de marketing para eCommerce Optimics decidió llevar a cabo un estudio sobre la influencia sobre las ventas del tamaño de las imágenes de catálogo de producto en tiendas online. Esta agencia, líder en la República Checa en el sector retail, utilizó un software de optimización visual de portales para llevar a cabo un test A/B con uno de sus clientes: MALL.CZ.

Como en cualquier test A/B, se crearon tres versiones de la misma página:

La versión de control, con las fotos de producto en tamaño normal, del tipo thumbnail, y el texto informativo a su derecha.

Product-Image-Variation1

La primera variación, con las imágenes de producto más grandes, mostraba el texto en la parte inferior de la imagen.

Product-Image-Control2

La tercera variación mostraba las imágenes también más grandes, pero el texto descriptivo se mostraba bajo el efecto “mouse over”.

Product-Image-Variation3

Una vez realizado el test, basado en la misma cantidad de visitas aleatorias para cada una de las tres versiones, durante el mismo periodo de tiempo, este fue el resultado:

La variación 2, que incorporaba imágenes un 80% más grandes y ocultaba el texto descriptivo bajo el efecto “mouse over”, fue la ganadora. En concreto, logró un incremento en las ventas del 9,46% respecto a la versión de Control, con un 96% de posibilidades de mejorar el original.

Tratándose de un ecommerce de retail, con todo tipo de productos a la venta, el estudio confirmó que las imágenes grandes funcionan mejor sea cual sea el artículo ofrecido en catálogo. La razón, según Optimics, es que a la hora de iniciar un proceso de compra para un producto concreto, la primera impresión es la que cuenta.

En base a este resultado, la empresa MALL.CZ decidió cambiar el diseño de su portal de venta online y comprobé, esta vez en conversiones reales como, en el caso de las fotografías de producto: El tamaño si que importa.

 

Contenido relacionado:

A/B testing para fotografía de producto


 

Optimización de Imágenes: calidad vs tiempo de carga

Optimización de Imágenes: calidad vs tiempo de carga
Las imágenes de alta calidad se han convertido en un elemento muy importante para los ecommerce. Sin embargo, este tipo de fotografías tan detalladas ralentizan el tiempo de carga de la web, consiguiendo que el consumidor abandone su acto de compra. En estos casos, es necesaria la optimización de imágenes para seguir ofreciendo la mejor experiencia al usuario.

En el mundo del ecommerce, poder mostrar tu producto con la máxima precisión es indispensable. De esta manera, los sitios web utilizan fotos para acercar el producto al comprador y que éste pueda hacerse una idea lo más fiel posible de lo que ofrecen. La fotografía de producto se convierte en un eslabón ineludible durante el proceso de compra. Si consigues ofrecer una imagen atractiva y visualmente bonita, estás mucho más cerca de ser comprado.

 

Aún y la importancia de las imágenes en la experiencia de compra, la realidad es que a mayor calidad de imagen, mayor peso, y por lo tanto mayor tiempo de espera en web. Un estudio publicado por Radware afirma que un segundo de demora en la carga web se traduce en un 7% de pérdida en conversiones, un 11% menos de páginas vistas y un 16% de descenso en satisfacción del consumidor. Así, los posibles compradores se cansan muy rápido de esperar y acaban desistiendo en su intención de compra.

SEO-fotografia-producto

Esto supone un gran reto para los propietarios de negocios digitales: ¿cómo ofrecer la mayor calidad de imagen posible, sin renunciar a una alta velocidad de carga en web?

El SEO de buscadores como Google también tiene en cuenta la velocidad de carga de tu web, así que para conseguir aparecer en las primeras posiciones de los motores de búsqueda, la rapidez es indispensable.

Así, tanto consumidores como buscadores las prefieren rápidas (las webs). ¿Se incluye la tuya en una de ellas? Si no es así, te mostramos algunas ideas para conseguirlo.

Compresión de Imágenes

Los compradores valoran que las fotos sean grandes, de alta calidad, y sobre todo que permitan hacer zoom para captar todos los detalles del producto. Todas son características que disparan el tiempo de carga de la web. Pero tenemos la solución: diferentes aplicaciones y sitios web, como TinyPNG o Compressor.io son capaces de comprimir tus fotos, sin que esto suponga un detrimento en su calidad.

“Save for web” de Photoshop

Si eres usuario de Adobe Photoshop, la opción “save for web” (guardar para web) comprime tus imágenes directamente para que puedas hacer uso de ellas en tu sitio de internet. Además, esta opción te informa del tiempo aproximado de carga de tu fotografía y de su peso.

Escoge el formato adecuado (¿JPEG, PNG, GIF?)

Escoger el formato que más se adapte a tus necesidades parece fácil, pero cuando nos importa mucho la calidad, como es el caso, tendemos a cometer errores que aumentan el tiempo de carga del navegador. 

Los más utilizados son JPEG, PNG y GIF, pero para la mayoría de situaciones ecommerce, JPEG será tu mayor aliado. Este formato proporciona la mejor calidad con el menor tamaño de archivo. GIF no suele ser nunca una buena idea, ya que la imagen pesa mucho y no hay manera de reducirla. Intenta reservar este formato para thumbnails o imágenes decorativas, no de producto. PNG también es una buena alternativa ya que nos proporciona un tamaño de archivo extremadamente pequeño, aunque para conseguirlo los colores se distorsionen.

Utiliza una “content delivery network”

Una red de entrega de contenidos (Content Delivery Network en inglés) es una red de computadoras superpuesta que sirve como contenedor de copias de datos. Éstos están colocados en diferentes puntos de una red, lo que permite maximizar el ancho de banda. Al navegar por la web, el usuario accede a la copia de información que se encuentre más cerca suyo, en lugar de acceder al mismo servidor central, como sí sucede con las webs sin este servicio. Con el CDN evitas que se produzcan embudos en el servidor, y por lo tanto tu página web tiene una velocidad de carga más rápida.

NCDN - CDN

Este tipo de redes puede contener objetos web, objetos para descargar (archivos multimedia, software, documentos), aplicaciones, etc.

Se trata de una solución excelente para contener nuestras imágenes. CloudFlare o Amazon CloudFront ofrecen este servicio.

Pon a prueba tus imágenes

El objetivo de optimizar tus imágenes es aumentar las conversiones. Conocer qué tipo de imágenes atrae más a tus clientes es esencial para que consuman en tu ecommerce:

  • Pon a prueba el número de imágenes del producto por página: dado que el tiempo de carga es un problema, es posible que al reducir el número de imágenes en una página aumenten las tasas de clics y las ventas. Pero también es posible que proporcionar muchas imágenes por página (como diferentes vistas) mejore la experiencia del usuario y genere más ventas. La única forma de descubrir esto es probarlo.
  • Pon a prueba qué ángulos prefieren tus clientes: encuestar a los clientes acerca de lo que más les gusta al ver las fotos de los productos.

A través de estos consejos y aplicaciones podrás sacarle el mayor rendimiento a tus fotografía ecommerce y ofrecer una auténtica experiencia de usuario a tus clientes.

 

¿Cómo conseguir buenos resultados en fotografía de producto?

¿Cómo conseguir buenos resultados en fotografía de producto?
En una tienda minorista, los clientes pueden ver los productos de cerca, así como observar su calidad y materiales. Pero cuando deciden comprar a través de un ecommerce, los usuarios deben confiar en las fotografías a la hora de decidirse por un artículo u otro. Una buena fotografía de producto puede marcar la diferencia cuando se trata de convertir clientes en compradores.

Cada vez más, los ecommerce buscan la forma de mejorar sus fotografías de producto, siendo este el elemento más importante de la tienda online. Existen algunas reglas básicas para conseguir imágenes de producto eficaces y satisfactorias:

No olvides la coherencia en tu ecommerce

Cómo explicábamos en un post anterior titulado Fondos blancos vs. Fondos reales ¿Cuál es mejor? existen dos estilos principales de fotografía de producto. La primera consiste en mostrar solo el producto sobre un fondo blanco (más común) o de color. El segundo tipo de fotografía de producto muestra el artículo acompañado de un fondo real y está orientado a mostrar un estilo de vida asociado con el mismo. Como explicábamos en el anterior artículo, ambos estilos de imagen tienen ventajas, pero es necesario escoger uno de ellos como predominante para conseguir una coherencia en el ecommerce, así como para no desconcertar a los usuarios con tipos de fotografía demasiado diferentes. Esta consistencia consigue también que las fotos de los productos sean más fáciles de escanear en categorías y páginas de búsqueda.

importancia fotografías de producto

Calidad y tamaño apropiados 

Con el objetivo de mostrar la máxima precisión y el máximo nivel de detalle, es necesario que las fotografías tengan un tamaño considerable, una calidad excelente, así como que permitan realizar zoom. El problema de ello, tal y como comentamos en un artículo anterior, es que a mayor calidad de imagen, mayor peso, y por lo tanto mayor tiempo de espera en web. La espera de carga de imágenes es uno de los factores que más influencia tienen en la tasa de abandono de compra en un ecommerce. Para evitarlo, es necesario recurrir a la optimización, escoger el formato de imagen adecuado y/o optar por una content delivery network para ubicar las imágenes en la red. Si quieres saber más sobre maneras de optimizar tus imágenes ecommerce  lee el siguiente artículo

Escoger una orientación determinada

Presentar unas imágenes lo más uniforme posible, evita las distracciones y favorece que los posibles clientes adquieran un artículo. Escoger entre el formato vertical o el horizontal puede parecer difícil, pero es clave para presentar un ecommerce uniforme y visualmente bonito.

Mostrar múltiples ángulos

Es necesario mostrar varias fotos por producto, una imagen principal seguida de vistas alternativas. La foto principal del producto suele ser la primera representación del producto que ven los compradores, por lo que su elección debe ser concienzuda. Es necesario, también, utilizar imágenes alternativas para mostrar diferentes ángulos del artículo,  primeros planos de sus detalles o el producto en uso. Ordenar las fotografías de mayor a menor importancia es clave para mostrar primero las imágenes más relevantes, y por último las que lo son menos. Incluir vídeos puede ser una opción interesante para conseguir que los clientes vean el producto en 360º.

importancia fotografías de producto

Usar el tipo de archivo correcto

En general, las fotos de los productos deberían ser JPG. Este es el tipo de archivo más común para fotografías y da como resultado acabados más nítidos y claros. Al utilizar un editor de fotografías, es necesario guardar las fotografías “para web” de modo que sea el tamaño de archivo apropiado para el uso del sitio web. Los archivos JPG que no son web tienen una resolución más alta y un tamaño de archivo más grande porque normalmente son para otros medios, como la impresión, pero su calidad súper alta no es necesaria para la web y pueden dar como resultado tiempos de carga prolongados. 

Contar con la ayuda de profesionales de la fotografía para ecommerce

Existen empresas dedicadas a la realización de fotografías de producto específicamente diseñadas para ecommerce. La fábrica de Imágenes de WIO es una ejemplo de ello, contando con los precios más competitivos del sector.

 A la hora de lanzar un ecommerce, se deben tener en cuenta muchos factores para favorecer las compras, y las fotografías son de los más importantes para transmitir la imagen deseada de nuestra marca/producto. 

Fondos blancos vs. fondos reales ¿cuál es mejor?

Fondos blancos vs. fondos reales ¿cuál es mejor?
Al echar un vistazo a los principales ecommerce internacionales, pertenezcan al sector al que pertenezcan, la tipología de fotografía de producto es siempre la misma: imágenes con fondo blanco, en las que el producto parece estar suspendido en el aire. Aún así, existen determinados ecommerce que apuestan por seguir incluyendo fondo en sus fotografías. ¿Tiene influencia en las ventas? ¿Qué tipo de fondo es mejor?

Que los fondos blancos dominan en cuanto a fotografía de producto se trata es una realidad, así como lo es la importancia de contar con imágenes de alta calidad en los sitios web y el impacto que esas imágenes pueden tener en la tasa de conversión. Aún así, las fotografías con contexto deben ser consideradas como una opción alternativa o adicional por parte de los propietarios de una tienda de comercio electrónico.

¿Qué sugieren los fondos blancos?

Promueven la coherencia

El uso de fondo blancos en todos los productos garantiza la coherencia, lo que contribuye a una apariencia uniforme en toda la web. Del mismo modo que es importante garantizar que la identidad de la marca sea coherente, lo mismo ocurre con la fotografía de sus productos. Si imaginamos un ecommerce en el que cada producto es presentado con un fondo diferente, sin respetar la misma iluminación o ángulo de cámara, es más fácil que el comprador se distraiga a la hora de adquirir un artículo.

Captura

Dan protagonismo al producto

Lo más importante de los ecommerce son los productos que albergan. En este sentido, los fondos blancos son lo opuesto a las distracciones. Con ellos, se puede presentar el producto de manera limpia, mostrar la calidad de su acabado y todos los detalles. La posibilidad de mostrar el producto con el 100% de realismo es clave para que el comprador obtenga la mejor experiencia de compra y se decante por los artículos de la tienda online.

Suponen un ahorro de costes

Al usar un fondo blanco, se simplifica el proceso de rodaje. El costo de buscar ubicaciones, contratar un modelo, un fotógrafo profesional y un director de arte puede elevar el presupuesto. Los fondos blancos eliminan la necesidad de todo esto pues requieren un proceso relativamente simple.

¿Qué suponen los fondos con contexto?

Con todas estas ventajas, puede parecer que todas las fotografías de producto deberían seguir el patrón del fondo blanco, pero esto dista mucho de la realidad. Las imágenes de producto con fondo, localizaciones e incluso modelos, ayudan a crear un estilo propio y favorecen que el consumidor se imagine ese producto en su propio entorno, ayudandole a inspirarse. Además, son ideales para vender los productos a través de redes sociales como Instagram, que recientemente ha añadido “instagram shopping” a sus funcionalidades.

Mensajes más ricos

Se trata de un tipo de fotografía que ayuda a la narración de historias y al storytelling. Fotografiar productos en contexto es una gran manera de contar la historia que existen detrás del producto y darle vida al artículo. Por ejemplo, una tienda de moda en línea podría enriquecer su página web mediante el uso de imágenes de los modelos que portan la ropa, interactuando con el entorno.

Define el público objetivo al que te diriges

El hecho de dotar de contexto a los artículos, ayuda a definir el target para el que están diseñados los productos idealmente. Este tipo de segmentación facilita que los futuros compradores se identifiquen (o no) con el producto y con el estilo de vida que profesan las imágenes.

Alienta la aspiración y la inspiración

Presentar un producto dentro de un entorno puede mejorar su atractivo. El cliente no necesita imaginarse cómo se vería un determinado artículo de mobiliario en su salón, basta con ver el contexto en el que se ha ubicado para inspirarse.

Promueve la venta de productos complementarios

alexandra-gorn-479346-unsplash

Vender una multitud de productos a través de una sola imagen cada vez más popular. Ejemplo de ello es el ecommerce de IKEA, que presenta modelos de estancias con diversos productos en la misma fotografía. Es una gran manera de no solo vender un concepto sino también de tentar a los clientes a comprar productos complementarios que se ubican juntos.

La decisión de fotografiar de un modo u otro responde, sobre todo, al tipo de ecommerce y al tipo de producto qué queremos mostrar. Por ejemplo, si se trata de un ecommerce que comercializa tecnología, mostrar el producto en el contexto del usuario es una buena forma de comunicar su propósito. Lo mismo ocurre con los productos relacionados con el diseño, tales como muebles u objetos de decoración del hogar, que probablemente se beneficiarán al mostrarse en contexto.

Por otro lado, es probable que los objetos pequeños o muy detallados requieran de primeros planos con buena iluminación y siempre se beneficiarán de un fondo blanco.

Una muy buena opción es combinar las dos tipologías de fotografía. Muchos ecommerce optan por mezclar ambos modelos, aprovechando las ventajas de cada uno de ellos. Así, en la página de inicio del ecommerce se opta por imágenes de producto con fondo, que ayuden a contar una historia y a evocar un estilo de vida determinado, dejando las fotografías con fondo blanco para la visualización de los productos al detalle, una vez el cliente quiere añadir el artículo a la cesta de compra.