Focus Stacking para no perder ningún detalle

Focus Stacking para no perder ningún detalle
Comúnmente utilizada para la fotografía de artículos de joyería, la técnica del focus stacking da como resultado imágenes de alta calidad y de máximo rigor visual. Toma el control del enfoque y no renuncies nunca más a los pequeños detalles.

La profundidad de campo es una herramienta de la fotografía que se usa a modo de expresión artística y comunicativa. Muy apreciado por los fotógrafos, se trata de un ajuste que permite destacar una parte determinada de la escena a través del juego entre enfoque y desenfoque.

Pero el caso de la fotografía de producto es otra historia. Las limitaciones propias de la fotografía de pequeños productos, como joyas o relojes, pueden convertirse en un inconveniente a la hora de presentar nuestros artículos a los potenciales compradores. Esto sucede en la medida que el área de enfoque se ve mermada.

¿Por qué el focus stacking es la solución a este problema?

Entendemos por focus stacking el proceso de tomar múltiples fotografías de un mismo producto, cada una de ellas con un área de enfoque diferente, con la finalidad de combinarlas todas en la fase de postproducción. El resultado del ensamblado es una imagen final con una profundidad de campo maximizada.

En este ejemplo podrás comprobar como mejora la nitidez en la segunda imagen. Gracias al focus stacking, la parte trasera de la correa del reloj, que representa el punto más alejado, no pierde calidad de enfoque.

focus-stacking-01                         focus-stacking-02

¿Qué necesitas para lograr este efecto? Imprescindible una cámara de fotos, un trípode y un buen software de edición como Photoshop. Muchas veces cuando realizamos la fotografía movemos un poco la cámara, así que no está de más utilizar un disparador remoto.

Paso a paso

Para conseguir los mejores resultados en el menor tiempo posible, es indispensable que seas cuidadoso, siempre pensando en facilitar el trabajo de postproducción a tu software de edición. Esto significa poner la máxima atención a los detalles y tomar el control de la situación.

Para empezar, trabaja siempre en manual para evitar errores en la exposición y mantener siempre la misma iluminación. El balance de blancos automático también puede dar lugar a pequeñas variaciones entre imágenes. Haz la corrección apropiada y fija el balance de blancos antes de fotografiar tu producto. Así, te asegurarás de que todas tus imágenes son iguales.

Una vez configurados todos los parámetros, es el momento de enmarcar el producto y situar el punto de enfoque en una ubicación pensada previamente. Repita este procedimiento las veces que considere necesario hasta tener cubiertas todas las partes del objeto fotografiado.

Más profundidad, claridad y textura

Si has seguido al pie de la letra nuestros consejos, lo que viene ahora será la parte más sencilla de todo el procedimiento. Con la ayuda de un software de edición como Photosop, el focus stacking es un simple proceso de tres pasos.

  1. Archivo > Secuencia de comandos > Cargar archivos en pila. De este modo, estarás convirtiendo cada imagen en una capa de un mismo documento.
  2. Edición > Alinear capas automáticamente. Photoshop analiza los píxeles de cada imagen y los alinea de forma automática, con el objetivo de corregir los leves movimientos provocados durante el proceso fotográfico.
  3. Edición > Fusionar capas automáticamente. El siguiente paso es ensamblar las imágenes para conseguir una única imagen completamente enfocada. Photoshop realiza este proceso de fusión creando máscaras de capa de cada capa y haciendo visibles las áreas enfocadas.

 

Una buena fotografía de producto vale más que mil palabras

Una buena fotografía de producto vale más que mil palabras
De nuestros cinco sentidos, sólo la vista interviene el proceso de compra online. Por ello, una buena fotografía de producto es una de las variables clave a la hora de entender la tasa de conversión de cualquier ecommerce.

La fotografía de producto es uno de los elementos fundamentales cuando hablamos de “conversiones” en el ámbito ecommerce. Esto sucede debido al propio funcionamiento del proceso de venta online, en el que el comprador no puede experimentar el producto de ninguna otra forma que no sea a través de una pantalla.

Cuanto más importante es la apariencia estética a la hora de comprar un producto, más peso específico adquiere la fotografía de producto como elemento clave a la hora influir en la intención del comprador. La tasa de conversión (el tanto por ciento de visitantes que se convierten en compradores) es el elemento alrededor del cual se centran la mayoría de acciones de marketing de cualquier tienda online. A la hora de situar esa tasa en los márgenes deseados (se estima que una buena tasa de conversión debe oscilar entre el 1% y el 3%), una buena estrategia puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.

ecommerce-1992281_1920

Por el momento, la venta online no puede igualar la experiencia de usuario que proporciona la compra “física”. No podemos reproducir al 100% las sensaciones que produce experimentar un producto con los 5 sentidos, pero sí podemos y debemos tratar de reducir esa diferencia lo máximo posible. Gracias a las TIC y a los últimos avances en fotografía de producto, tenemos hoy en día multitud de herramientas para ofrecer al comprador la máxima seguridad a la hora de realizar una compra online.

Imágenes ampliables de alta calidad y Fotografías 360º ofrecen un plus de interactividad, los modelos virtuales configurables permiten ver cómo “queda” un producto. Asimismo, los escenarios 3D pueden situarlo en infinitos contextos… Dependiendo del presupuesto, de las necesidades de la tienda online y del tipo de producto que esta ofrezca, la fotografía de producto ofrece innumerables opciones para enriquecer al máximo el proceso de compra online y, por tanto, aumentar la tan ansiada tasa de conversión.

 

Contenido relacionado:

Las 8 reglas de oro de la fotografía de producto para ecommerce

Fotografía de alimentos. Una guía para seducir a los que comen por los ojos

Fotografía de alimentos. Una guía para seducir a los que comen por los ojos
Que una foto sea capaz de capturar perfectamente la esencia de un plato puede ser la diferencia enre el éxito o el fracaso de la estrategia de marketing digital de un restaurante en redes sociales.

Las empresas como restaurantes, bares, tiendas de comida a domicilio, panaderías, supermercados o tiendas gourmet, són cada vez más conscientes de la necesidad de acercar sus productos al consumidor online de una forma atractiva.

Por eso es tan importante, si nos dedicamos a la fotografía de producto, asegurarnos de que la calidad de nuestras fotos de alimentos cumpla con los estándares que marcan nuestros clientes. Aunque, todo hay que decirlo, para tomar buenas fotografías de alimentos no es estrictamente necesario contar con los servicios de un fotógrafo profesional o hacerse con equipos fotográficos costosos. Se pueden conseguir fotografías de alimentos de aspecto (casi) profesional sabiendo usar, solo, una buena cámara de smartphone.

En el caso de la imagen de producto de alimentos, su vertiente creativa tiene un objetivo muy claro: provocar hambre en el comprador. Para presentar el producto de la forma más apetecible posible, son cuatro los pasos fundamentales a tener en cuenta:

1. La preparación

Para lograr un resultado inigualable, debemos pensar en ello desde mucho antes de la sesión de fotos. Es habitual olvidar la importancia de la planificación y la preparación del plato en cuestión. Siempre nos preocupamos más por las cuestiones relativas a la fotografía y la composición, cuando en realidad podemos sacar mucho partido del alimento en si mismo. Se trata de conseguir que la comida del plato sea apetecible a simple vista, ya que no podemos comerla ni olerla. Es decir, tenemos que captar el sabor y la textura de los alimentos mediante una única fotografía.

Debemos identificar qué elemento queremos destacar de nuestro plato y, a continuación, pensar en cómo podemos hacer que resalte. Si estamos realizando una fotografía de un chuletón a la parrilla, por ejemplo, nos aseguraremos de que las marcas sean bien visibles a simple vista. Este pequeño detalle, despertará el sentido del gusto de tus clientes, del mismo modo que la condensación de una cerveza nos recordará el refrescante botellín recién sacado del frigorífico.

dish

Asimismo, escoger la superficie adecuada puede ayudar al fotógrafo a potenciar ciertas características del producto. Decide cuál será tu fondo pensando en el mensaje que quieres transmitir. La madera y los manteles de picnic se acostumbran a relacionar con lo tradicional, mientras que los fondos neutros ayudan a resaltar la textura y evitan distracciones. Experimenta con diferentes gamas de colores y busca qué funciona mejor para ti.

2. La iluminación

Una buena iluminación es clave para enfatizar las texturas y el balance de color en la fotografía de alimentos. ¿Qué se debe tener en cuenta?

– Es recomendable que la iluminación principal venga de la parte trasera y/o lateral, ya que nos permite potenciar los volúmenes del plato. Esto es especialmente importante cuando fotografiamos muchas texturas e ingredientes, como en platos combinados, bocadillos y hamburguesas.

– Usa una luz suave y difusa, evitará las sombras ásperas que pueden ser desagradables.

– Cuida al máximo el resultado para conseguir una iluminación que imite la luz natural y que no haga parecer el alimento artificial. En este sentido, siempre debes evitar la iluminación frontal que omite los detalles.

3. La composición

Llega el momento de la composición y deberemos preguntarnos cómo queremos inmortalizar nuestra receta. Si bien el plano cenital es el más común, sobre todo cuando hablamos de redes sociales, también existen otras perspectivas y enfoques a tener en cuenta. Por ejemplo, el ángulo de 45 grados provoca cierta sensación de naturalidad, ya que se trata del punto de vista que adoptamos cuando nos disponemos a comer.

Como ya hemos comentado, lo más importante es potenciar las virtudes y fortalezas de nuestro plato, de manera que sus defectos queden bien disimulados. Es precisamente en base a este propósito que escogeremos uno u otro ángulo.

Para destacar ciertas partes del plato, el fotógrafo también puede usar la profundidad de campo. Es eficaz en la medida que la vista se centra en la parte más nítida de la imagen. Al optar por enfocar una zona concreta, estamos redirigiendo la mirada de nuestros clientes hacia ese mismo lugar. En este sentido, se trata de una herramienta muy útil a la hora de canalizar su atención.

 

composicion-alimentos

 

No dejes ningún detalle al azar. Como norma general, las tonalidades frías no son los más adecuados para los motivos culinarios. Los colores cálidos son los mejores para estimular el apetito, mientras que los verdes dan un toque orgánico a tus fotografías. Experimenta con diferentes opciones y seguro que encontrarás la mejor versión.

Aunque parezca exagerado, cuanto más meticulosa sea la planificación y la distribución, mayor será la probabilidad de acierto. Eso sí, recuerda siempre que las composiciones abarrotadas de elementos producen cierta sensación de caos y que no son agradables a la vista.

4. La edición

Es aconsejable no realizar muchas modificaciones en nuestras fotografías culinarias. Por delante de todo va la naturalidad, que el plato parezca real, y con este objetivo debemos descartar procesados agresivos o excesivamente contrastados. Aun así, debemos admitir que los pequeños detalles hacen la diferencia y ligeros retoques pueden ayudarnos a realzar el sabor del alimento que hemos fotografiado.

El brillo y el contraste permiten resaltar la diversidad de colores, luces y sombras, dando como resultado una imagen más llamativa. Del mismo modo, agregar un poco de saturación a una imagen de comida es una excelente manera de hacer que la imagen parezca aún más deliciosa, ya que aumenta la intensidad de los colores.

Por otro lado, la fase de edición es el momento de enmendar los errores cometidos durante las anteriores etapas. Las cámaras de fotografía modernas permiten ajustar el balance de blancos antes de tomar las fotografías, pero si no eres un experto, no temas. Prácticamente todos los programas de edición permiten corregirlo, con el objetivo de hacer la imagen más o menos cálida.

Busca tu inspiración y encuentra tu propio estilo

Con la llegada de las redes sociales, nos volvimos adictos a compartir nuestro día a día con nuestros seguidores. Pero de todas las tendencias habidas y por haber, la que más éxito ha tenido a lo largo del tiempo es la fotografía de comida. Probablemente Pinterest e Instagram son los lugares donde este tipo de fotografía ha arrasado con más virulencia, pero puedes encontrar este tipo de imágenes en prácticamente cualquier red social.

 

Visual storytelling y el arte de contar historias

Visual storytelling y el arte de contar historias
A través de la fotografía de producto también es posible apelar a las emociones de nuestros potenciales clientes. El visual storytelling produce contenidos excelentes para redes sociales. 

Ya conocemos las ventajas de las fotografías de producto sobre fondo blanco. De hecho, la mayoría de retailers optan por este tipo de imágenes para ilustrar su catálogo de productos. Si bien su éxito demuestra que se trata de una opción efectiva, existen ocasiones en las que es mejor dejar volar tu imaginación y experimentar.

La psicología juega un papel fundamental en el proceso de compra y, precisamente, el neuromarketing da buena cuenta de ello. Presentar un producto dentro de un contexto aspiracional, puede activar nuestros instintos más primarios e incitarnos a la compra. Como los clientes de una tienda online no tienen la oportunidad de visitarla en persona, es importante que los propietarios se preocupen por hacer su experiencia memorable.

¿Qué es el visual storytelling?

El éxito de una tienda online reside, no solo en la calidad del producto, sino también en la capacidad de los propietarios para llegar a su público objetivo. A este efecto, consolidar una buena estrategia de marketing es de vital importancia.

El storytelling es una técnica de comunicación que consigue conectar emocionalmente con el consumidor. ¿Cómo lo hace? Contando historias. Es decir, elevando el contenido a algo mucho más emocional e impregnando el producto o la marca de determinada narrativa que predisponga a la compra. El arte del storytelling se basa en el esfuerzo de hablar directamente a tus compradores. De este modo, potencia el engagement, humaniza el proyecto, pone en valor el proceso de creación y diferencia la tienda de sus competidores.

El visual storytelling, por otro lado, pretende alcanzar los mismos objetivos, pero a través de las imágenes y las fotografías de producto. Si a todo esto, añadimos la efectividad de las imágenes como elementos que facilitan la creación de recuerdos persistentes en el tiempo, entenderemos la potencia de esta técnica de comunicación.

A la hora de utilizar el visual storytelling en la fotografía de producto, la decoración puede convertirse en nuestra gran aliada. Su valía reside en su capacidad por generar ambientes y dotar de contexto a la imagen. Imaginemos que somos un ecommerce que se dedica a vender cuadros y retratos decorativos. Para ilustrar nuestra página de producto, podemos optar por fotografías que muestran el objeto en un salón y que potencien la imaginación de los usuarios interesados, incluso resolviendo sus dudas sobre como quedaría nuestro producto en su hogar.

En este afán por contextualizar, no debemos olvidar que los objetos complementarios nunca deben hacer sombra al artículo que verdaderamente queremos vender.

visual-storytelling-ejemplos

Ideas de storytelling

Inspirar: Como hemos comentado con anterioridad, al dotar nuestras imágenes de contexto podemos incorporar una serie de sugerencias que inspiren a los clientes en cuanto al uso de nuestros productos.

Vender un estilo de vida: En el mercado online la mejor forma de destacar y diferenciarse de la competencia es construyendo relaciones duraderas. Muestra lo felices que son las personas que han comprado tu producto. Busca apoyo en los contenidos visuales para transmitir un “estilo de vida”.

Crear una necesidad: A través del visual storytelling, puedes hacer creer a los usuarios que necesitan tu producto. Enséñales cómo se utiliza y qué hace tu producto único. A los clientes les resulta más fácil entender que el producto ha sido diseñado pensando en ellos si les damos un contexto en el que se puedan sentir reflejados. Infórmate sobre cuáles son los problemas de tu target y véndeles una solución.

Mostrar el “cómo-se-hizo”: Sobre todo si vendes artículos hechos a mano, es interesante enseñar a tus compradores cómo lo haces. Puedes hacerlo a través de varias imágenes o, incluso, con vídeos cortos.

Buscar afinidad: Participar en las conversaciones de tu audiencia. ¿Sobre qué está hablando ahora mismo tu público? Encontrar una manera original de promocionar tus productos con imágenes y vídeos que introduzcan tus artículos en sus conversaciones en redes sociales.

Fomentar la relación cliente-marca: Usar imágenes que muestran la cultura interna de tu ecommerce genera confianza. Sabemos que no es fácil encontrar una fórmula innovadora para mezclar fotografía de producto y “equipo”, pero no pierdes nada por intentarlo. Además, dar la cara y compartir quién está detrás de tu tienda online aumentará la confianza de tus clientes.

Intenta siempre que tus fotos cuenten algo. Las opciones son variadas y cuanto más creativo seas, mayor será tu probabilidad de éxito. Inspirarse en las estrategias de otros ecommerce es siempre una buena idea. Incluso puedes tomar como ejemplo el contenido de otras marcas experimentadas. Eso sí, piensa siempre en tu público y adapta la estrategia a tus posibilidades.

¿Dónde podemos utilizar visual storytelling?

Es cierto que el visual storytelling produce contenidos excelentes para redes sociales. Está demostrado que crear una pequeña historia con tan solo una imagen puede mejorar la tasa de conversión de tu marca. El boom que han experimentado las redes sociales más visuales hace imposible negar su idoneidad en cuanto a visual storytelling. Instagram, Facebook y Pinterest se han convertido en los canales de comunicación más directos con potenciales clientes de todo el mundo. Además, a través de estos canales podemos involucrar al usuario como parte de la historia al pedirle que comparta su experiencia.

Aun así, el visual storytelling también tiene cabida en las páginas de producto de un ecommerce. Como ya sabréis, a la hora de ilustrar nuestros productos existen diferentes tipos de imágenes: fondo blanco, modelo, maniquí, escenarios 3D, etc. Cada tienda online debe escoger la opción que mejor se adapte tanto a la idea de marca que quiere transmitir como a su público. En este punto podemos recuperar el ejemplo de los cuadros decorativos. Optar por una imagen con fondo blanco, sin más información que aquella propia del producto, centrará la atención del usuario en el cuadro. Si de lo contrario queremos inspirar, podemos mostrar cómo de bien encaja en un ambiente concreto.

camera

A/B testing para fotografía de producto

A/B testing para fotografía de producto
Descubrir qué apuesta visual es la más adecuada es todo un reto para los ecommerce. Gracias a los test visuales A/B, los propietarios de una tienda online pueden tomar decisiones con mayor conocimiento de causa.

Antes de comprar en una tienda física, tenemos por costumbre interactuar con el producto. Nos probamos la ropa, olemos las velas y a veces incluso escuchamos un disco antes de decidirnos por él. Cuando se trata de la venta online, en cambio, la interacción es precisamente una de las principales carencias. Para compensar, los ecommerce utilizan la fotografía de producto para persuadir, influenciar y motivar la compra.

El tiempo es oro, de manera que vale la pena experimentar y buscar cuál es la apuesta más adecuada para captar la atención de nuestros potenciales clientes. En este sentido, el A/B testing permite comparar resultados entre diferentes opciones y poner a prueba el potencial persuasivo de nuestras imágenes de producto.

ab-testing

¿Qué variables podemos poner a prueba?

Tamaño

Aunque es cierto que cada ecommerce es único, y que también lo son sus usuarios, existen muchos estudios que demuestran la importancia del tamaño de las imágenes en la tasa de conversión. Su importancia radica en su capacidad para dar información visual a los usuarios sobre los detalles del objeto. Sobre esta cuestión encontramos una gran cantidad de posibilidades. ¿Mejoran los resultados si la imagen es grande? ¿Tus clientes compran más si incorporas la opción de zoom?

Además, siempre es recomendable usar, como mínimo, una fotografía que sirva de referencia sobre el tamaño real del producto. Una solución sencilla es añadir contexto a tu imagen. Por ejemplo, si el objetivo es vender una maleta de viaje, siempre podremos optar por colocar a una persona a su lado.

Fondo

El uso de fondo blanco contribuye a la coherencia, ya que garantiza una apariencia uniforme en todo el sitio web. Sin distracciones, el producto es el protagonista absoluto. Aun así, existen nuevas tendencias como el storytelling que tiene otras prioridades y que crea un estilo propio. Si eres dueño de un ecommerce, deberás plantearte cuál es tu estilo. ¿Qué funciona mejor para tu tienda online? ¿Tus usuarios prefieren las llamadas imágenes de estilo de vida o las fotografías sobre fondo blanco?

Posición

Con el término posición nos referimos al ángulo desde el que tomamos la fotografía del producto. En este sentido, puedes probar diferentes variaciones de presentación del objeto. Las opciones son variadas y van desde los ángulos más tradicionales (frontal y lateral) hasta otras alternativas menos frecuentes como planos cenitales o planos más detallados.

Número de imágenes

También puedes experimentar incrementando o reduciendo el número de imágenes que utilizas para ilustrar tu producto y analizar cómo afecta a tus conversiones. ¿Cuántas imágenes son necesarias para presentar el producto?

Color

Si tu producto está disponible en más de un color, deberás plantearte realizar test A/B sobre esta cuestión. Existen muchas opciones y debes encontrar la que mejor se adapte a tus usuarios. ¿Qué color elegirás para la primera de las fotografías? ¿Obtienes mayor número de ventas si incluyes fotografías con todas las tonalidades disponibles?

Tipo de imagen

Puedes realizar diferentes test para averiguar qué tipo de imagen de producto es más adecuada. Es recomendable que antes de invertir en la fotografía de producto de todo tu catálogo, realices pruebas A/B para escoger entre diferentes estilos y formatos. Algunas de las preguntas que deberás realizar son las siguientes: ¿Fotografía estática o vídeo de producto? ¿Imágenes 360º o escenarios modelados en 3D? ¿Con o sin modelos?

Consejos y buenas prácticas

Los A/B testing deben identificar problemas en la conversión y ayudarte a comprender el comportamiento de tus usuarios. A continuación, compartimos algunos consejos que te ayudarán a obtener resultados más fiables:

– Testea un solo elemento. De este modo, serás capaz de aislar su impacto en el rendimiento de tu sitio web. Si cambias más de un elemento en cada página, puede ser difícil descubrir a qué elemento se debe la mejora de los resultados.

– No cambies nada una vez hayas empezado el test. Si la localización del elemento cuestionado o alguna de sus características cambia durante el test, no podrás interpretar los resultados correctamente.

– Utiliza páginas con mucho tráfico. Para conseguir mejores resultados en menos tiempo, es recomendable realizar el test en los productos más consultados y con mayor tasa de conversión de tu catálogo.

– Realiza cambios notables. Las pequeñas modificaciones pueden pasar desapercibidas y pueden llevar a resultados no concluyentes.

– No finalices el test antes de tiempo. Debes asegurarte de que has recogido información suficiente. En el caso opuesto, será necesario volver a empezar el proceso de testing hasta obtener resultados significativos.

– Espera antes de actuar. No deberías tomar ningún tipo de decisión en base a un test no finalizado. De hecho, es recomendable una tasa de fiabilidad del 95% para asegurar que los resultados no van a variar.

Herramientas de A/B testing

Google Analytics

Google Analytics ya permite realizar test desde su plataforma. Se trata de una opción muy cómoda para todas aquellas tiendas online que usan esta herramienta. Permite probar hasta diez variaciones de una misma página y modificar títulos, encabezados, imágenes e iconos, textos y botones call to action. A través de tu cuenta de usuario, podrás consultar siempre que quieras el estado del test y sus resultados. Asimismo, con Google Analytics podrás obtener actualizaciones a través del correo electrónico.

AB Tasty

La empresa AB Tasty pone a disposición de las tiendas online una solución innovadora para el testing y la personalización multidispositivo. Su editor gráfico para no expertos permite modificar páginas ya existentes y añadir nuevos contenidos fácilmente. Los resultados permiten la personalización de la experiencia del usuario, desplegando optimizaciones específicas para cada segmento de público.

Optimizely

Ofrece prestaciones similares a AB Tasty. Se trata de una empresa que desarrolla estrategias de optimización de la experiencia del cliente, para páginas web y aplicaciones móviles. La implementación es sencilla y para preparar el test no es necesario tener conocimientos de programación.

Flat lay: reutilizando viejas técnicas de fotografía

Flat lay: reutilizando viejas técnicas de fotografía
Si bien ha existido desde finales de los 80, actualmente la técnica flat lay vive su época dorada. Su puesta en escena minimalista encaja a la perfección con los diseños web más utilizados por los ecommerce y cubre todas las necesidades de la fotografía de producto.

Se llama flat lay y es la tendencia por antonomasia de este año 2019 en la que han caído rendidas muchas marcas y retailers de todo el mundo. Pese a su antigüedad, la red social Instagram ha popularizado su uso en la actualidad. Esto ha pasado, en buena medida, debido al aumento de la fotografía DIY con dispositivos móviles.

A grandes rasgos, el flat lay es una especie de bodegón cenital. Es decir, una composición elaborada para mostrar un conjunto de objetos organizados en base a un concepto. Entre los elementos propios de esta técnica encontramos una superficie plana que actúa como fondo de la imagen y como mostrador de los productos. Habitualmente, se coloca en el centro el objeto principal, mientras que los otros se distribuyen a su alrededor para complementar o contrastar la imagen. Los objetos complementarios también se pueden utilizar para crear una atmósfera determinada que contribuya al mensaje que se quiere transmitir.

Flatlay

La composición es coprotagonista

Meticulosamente ordenados en ángulos paralelos de 90º, el flat lay suele dar como resultado imágenes simétricas y llamativas donde el objeto en cuestión es el protagonista de la escena. Aun así, en esta técnica las decisiones sobre composición de la imagen son de vital importancia.

El mundo de la fotografía flat lay se rige principalmente por la experimentación. Existen infinitas posibilidades de composición. A la hora de preparar la puesta en escena, el mejor consejo es dejarse llevar y probar qué funciona mejor para nosotros. Jugar con la textura, la paleta de colores y la organización del atrezo.

La opción más tradicional es aquella en la que los productos se colocan paralelamente y de forma organizada. Existen variantes que simplemente cambian el ángulo de la imagen, rotando ligeramente la toma hacia la derecha o hacia la izquierda. Otros estilos, en cambio, optan por un caos controlado, que da un toque informal a la imagen.  Se trata de crear una sensación de orden, pero evitando la rigidez.

Asimismo, también es posible potenciar el minimalismo de la imagen a través del espacio negativo. En este caso, el producto se sitúa en una de las esquinas del encuadre, cediendo mucho más espacio al fondo.

Flatlay-estilos-02

Creativas, efectivas y de bajo coste

Entre sus principales virtudes se encuentran el bajo coste y la fácil realización. Existen pocas opciones más sencillas de presentar un producto y vender un concepto. En comparación con otras opciones de fotografía de producto, escoger el flat lay puede suponer un gran ahorro en producción y postproducción. Casi no se necesita escenografía, es altamente efectivo y puedes realizar las fotografías desde el teléfono móvil.

Además, son una opción muy atractiva. Hay algo innato en la atracción por el orden natural de las cosas. Psicológicamente el ser humano se siente atraído por la simetría y el orden. Se trata casi de una ley no escrita de la naturaleza, que en el caso de la fotografía de producto permite atraer la atención del cliente potencial.

Screenshot-flatlay-03

La versatilidad es otra característica inherente a la fotografía flat lay. Se trata de una opción óptima para cualquier tipo de ecommerce y para cualquier tipo de producto. Esto no ocurre con otras técnicas como el maniquí invisible, que se utiliza principalmente para moda y complementos. En este sentido, también es importante insistir en su versatilidad, en la medida que se trata de imágenes que pueden utilizarse tanto para redes sociales como para web.

Y, por último, pero no por ello menos importante, esta técnica permite transmitir un concepto tanto de estilo como de marca. Los detalles visuales influyen en el recuerdo que tienen los posibles compradores, de manera que contribuye a afianzar la imagen de marca. Sobre todo, entre los usuarios de redes sociales.

Además, influye en la compra de productos adicionales que también pueden aparecer en la imagen. En este sentido, parece evidente que el tipo de composición se presta a potenciar la venta cruzada o cross-selling. No solo presenta el producto protagonista, sino que lo acompaña de otros objetos de la marca que pueden inducir al cliente a aumentar su compra.

 

Iluminación natural para fotografía ecommerce

Iluminación natural para fotografía ecommerce
En el sector ecommerce, hay una opinión generalizada que cree que la fotografía de producto es costosa. En realidad se trata de servicios que pueden llegar a ser perfectamente asumibles. Existen múltiples recursos para reducir costes, entre los que destaca la iluminación natural. Aprende más sobre este recurso en el siguiente artículo.

La iluminación natural puede ser nuestro mejor amigo o nuestro peor enemigo en una sesión de fotografía de producto. Si la usas con inteligencia, los resultados hablaran por sí mismos. Si la usas sin miramientos, ninguna edición podrá salvar la fotografía resultante. La iluminación y la configuración de la cámara determinan el resultado de toda sesión, incluso antes de que comience, por lo que una correcta comprensión de los conceptos básicos de la iluminación nos ayudará a obtener increíbles fotografías de productos que podremos usar en nuestro sitio web.

Hay ocasiones en las que los comerciantes del sector Ecommerce no tienen acceso a un estudio de fotografía y a todos los equipos necesarios para tomar fotografías de productos profesionales. En esta publicación, vamos a ver cómo podemos dominar la iluminación natural y crear preciosas fotografías usando una cámara de nivel profesional o un smartphone.

FallOff

Encuentra las condiciones de iluminación adecuadas

Según el prestigioso director de fotografía, Emmanuel Lubezki, “el punto de partida es que se puede hacer una fotografía o film sin personajes o música, pero no sin luz. Está debajo de todo y puede expresar todo lo que quieres decir en una representación. Soporta lo que quieres que la gente sienta al ver… en definitiva, es el caldo de la imagen”

Esto significa que la parte más importante de cualquier imagen es la iluminación. Realmente no hay una solución rápida, o una solución para todos los tamaños. Los diferentes productos requerirán una iluminación diferente, y debemos decidir qué funciona mejor para nuestros productos. Una vez que tengamos conocimiento de los conceptos básicos, realizaremos diversas pruebas hasta que encontremos la fórmula perfecta. Nos enfocaremos específicamente en la iluminación natural.

La iluminación natural a través de una ventana es la solución ideal por algunas razones. En primer lugar, todos tenemos acceso a una ventana. En segundo lugar, la luz tiene una sola dirección, y esto genera sombras naturales, creando un efecto 3D al agregar textura a nuestro producto; dándole vida. Es por este motivo que recomendamos realizar la foto al lado de una ventana para aprovechar al máximo la luz solar.

El set de fotografía

En el caso de Annie Leibovitz, la parte más importante de una  fotografía es el contexto. Según la célebre fotógrafa, “el set de fotografía determina qué queremos contar de nuestro objeto o personaje.”

Debemos, pues, trasladar este consejo a la fotografía Ecommerce, realizando el tipo de fotografía llamado Packshot, en el que los productos se fotografían con un fondo neutro, que consigue abstraer el objeto fotografiado de todo lo demás que le rodea.

Copywriting e imagen de producto, el maridaje perfecto

Copywriting e imagen de producto, el maridaje perfecto
Cuando hablamos de la presentación de un producto en ecommerce damos mucha importancia a la imagen. Por este motivo, muchas veces dejamos en un segundo plano el texto, que puede llegar a tener la misma influencia en las conversiones.

El copywriting es el término que agrupa todas aquellas técnicas de escritura que tienen como objetivo la persuasion, normalmente enfocada a la venta. En el caso concreto del ecommerce, parte del trabajo del copywriting pasa por la redacción de las fichas de producto. Y pese a que encargarse de ellas no es aparentemente un trabajo demasiado creativo, las fichas de producto, y en general una buena documentación del mismo, son parte fundamental de los contenidos de cualquier tienda online. Si todavía no eres consciente de ello, aquí van algunas claves para entender su importancia:

  • La descripción de producto determina el SEO, el santo grial del ecommerce. A través del copywriting se definen las palabras clave mediante las cuales tu producto será indexado en los buscadores.
  • A través del copywriting puedes diferenciar tu producto ecommerce del mismo producto a la venta en otras tiendas online. Asimismo, permite diferenciarte evitando que los buscadores te penalicen por “copiar” la descripción del fabricante.
  • La descripción de producto debe llegar dónde no llega la imagen. Materiales, observaciones, características de valor añadido y en general cualquier cosa que no se vea a simple vista (y de valor a nuestro producto) debe ser descrita para dar al cliente la máxima información posible. Cuanto más y mejor informado está un cliente de ecommerce, más seguridad tendrá a la hora de comprar.

Una vez conscientes de la importancia del copywriting, el segundo paso es conseguir que nuestra descripción textual combine de la mejor manera con la descripción visual del producto. Para ello, te ayudará imaginarte la relación entre texto e imagen como un sistema de “vasos comunicantes”. Cuanto más muestre la imagen, menos texto necesitas y viceversa.

Es importante tener en cuenta también la diferencia entre tipos de productos a la hora de necesitar más o menos descripción. Los electrodomésticos y los artículos de electrónica, por ejemplo, tienden a necesitar muchas más especificaciones y descripciones más largas que las prendas de ropa, con las que debemos utilizar mucho menos texto para diferenciarnos de nuestra competencia.

En definitiva, mientras que con las fotografías de producto es recomendable que haya cuantas más mejor (tantas como sean necesarias para ofrecer una vista completa del artículo), en el caso del copywriting es importante buscar el equilibro entre dar el máximo de información al consumidor, pero sin excedernos. Básicamente un contenido de valor que aporte algo más a lo que ya se ha explicado mediante fotos de producto y vídeos.

Do it Yourself. Cómo sacar buenas fotos de producto con tu móvil

Do it Yourself. Cómo sacar buenas fotos de producto con tu móvil
Hoy en día el móvil está tan extendido como el automóvil o internet y esto se refleja en la cantidad de contenido web y aplicaciones enfocadas a este tipo de dispositivos. También para vender tus productos de ecommerce, la fotografía Do it Yourself con teléfono móvil puede ser la solución a tus problemas. 

Su tamaño, que lo hace fácilmente transportable y manejable, y la continua consulta por parte del usuario lo convierten en un foco de atención para cualquier ecommerce. Pero también a la inversa, como herramienta activa, el teléfono móvil puede utilizarse para fotografiar nuestros productos de forma barata y con una calidad nada desdeñable, poniéndolos en internet a través de redes sociales o de la web en pocos minutos.

Versatilidad y redes sociales

Los modelos que salen al mercado actualmente poseen un calidad fotográfica elevada que, pese a no alcanzar a las máquinas profesionales, en manos de una persona con unos pocos conocimientos pueden dar resultado a imágenes de producto muy aptas dentro de los ecommerce. Las últimas versiones de los dispositivos móviles poseen, como norma general, una capacidad fotográfica y unas herramientas de edición y retoque muy potentes, característica que otorga a los móviles una posición privilegiada en la relación versatilidad-calidad.

Además, el acceso directo desde el dispositivo a redes sociales como Instagram, Twitter o Facebook a través de sus respectivas apps permite mantener un flujo continuo de imágenes en el perfil o en la web que facilitan la actualización constante, incitando y conservando el interés del consumidor.

do it yourself

Pautas imprescindibles para una buena fotografía de ecommerce

Debemos conocer en profundidad el modelo de dispositivo móvil que tenemos, qué datos técnicos posee y qué herramientas podemos añadirle. También sería útil tener establecido una serie de conceptos previos que nos permitirán hacer fotografías acordes a nuestros objetivos, como pueden ser el target de cliente, la filosofía de marca o el universo visual que queremos crear alrededor de nuestro producto. Una vez preparado todo esto, nos dispondremos a realizar la fotografía, e igual que ocurre con una máquina fotográfica profesional, separando dos procesos diferentes: la captura de la imagen y la edición de la misma posteriormente.

Imagen

La captura de la imagen o fotografía conlleva 5 puntos principales, correspondientes al contexto que rodea al producto en el momento de realizar la instantánea:

La iluminación: una luz adecuada es imprescindible en una buena fotografía y por ello optaremos por dos soluciones baratas y prácticas. Una es el uso de luz natural, por ejemplo al lado de una ventana, y la otra es una lámpara grande -o un kit de iluminación, según el tamaño del producto-.

El tipo de fondo: podemos elegir entre un fondo neutro blanco o de color, que destaque el producto por encima de todo, u optar por una fotografía de “estilo de vida”, muy propia de plataformas como Instagram, que aporta mensajes emocionales a nuestro producto.

La estabilización de imagen: para evitar imágenes poco nítidas o borrosas, es recomendable adquirir un trípode que estabilice el dispositivo móvil, cuyo precio no supone una inversión muy elevada y mejora significativamente la calidad de las fotografías.

La superficie de apoyo: una mesa o cualquier superficie estable, lisa y uniforme ayudará a dar profesionalidad y calidad a la fotografía.

Las lentes externas: suele ser necesario añadir accesorios de zoom como teleobjetivos para realizar las fotografías más detallistas, ya que la calidad de los dispositivos móviles al respecto suele ser, de entrada, deficiente.

Edición

Tras tomar la fotografía, pasaríamos al siguiente paso o proceso, que tendría como base la imagen fotografiada, a partir de la cual se retocarían diversos elementos para conseguir un acabado lo más perfecto posible y que encaje con nuestra idea previa. Es primordial tener en cuenta que a más calidad de la fotografía tomada, más calidad obtendremos con la edición; aunque obvio, la edición no consigue milagros, por ello la importancia de los pasos anteriormente comentados.

do it yourself 2Ante todo, y aunque los programas de edición estandarizados en los móviles parezcan útiles, es necesario hacerse con una app de edición que nos permita muchas más opciones. En la actualidad hay muchísimas, desde las conocidas Adobe Photoshop Express y Snapseed, pasando por Pixlr, Fotor o BeFunky, todas gratuitas y cada una concreta para cada persona y meta.

Una vez hecho esto, procederemos a una serie de retoques que mejoren al máximo la calidad de nuestra fotografía, como serán retocar el color, ajustar el encuadre o mejorar las texturas, siempre comparando el resultado final con el original e intentando huir de los habituales filtros automáticos.

Hacer fotografías de nuestros productos con dispositivos móviles es una opción barata y asequible, que ofrece una calidad media/alta a aquellos que controlen los puntos básicos y necesarios, aunque siempre asumiendo que no será la opción más adecuada para grandes producciones ni se obtendrá la calidad profesional que en empresas que sí se dedican a ello pueden conseguir.

Contenido relacionado:

Las 5 claves de la fotografía de producto

 

Las 7 claves de una buena imagen de producto

Las 7 claves de una buena imagen de producto
En función del presupuesto, de las necesidades y del tipo producto a la venta, varía el tipo de fotografía de producto más adecuado para cada ecommerce. A pesar de ello, hay algunas “normas” a seguir sea cual sea nuestro tipo de ecommerce, si lo que queremos es ofrecer al comprador la mejor presentación posible de nuestros productos.
El protagonista es el producto

El objetivo de la imagen de producto es ayudar a vender y, por lo tanto, debe ser el producto y sus cualidades los únicos protagonistas. Aunque pueda parecer obvio, esa es la primera regla. No olvidar nunca para qué necesitamos la fotografía de producto: para venderlo mejor. No distraigas al comprador con nada que no sea el producto ni potencie sus cualidades. En la imagen de producto para ecommerce, el arte está al servicio del negocio, así que el arte debe estar siempre al servicio de nuestro objetivo principal: aumentar las conversiones.

Honestidad y realismo

Si tu producto es bueno, si crees en él, demuéstralo con tus fotografías. Trata de ser lo más fiel posible a la realidad de los artículos que ofreces. Ajusta al máximo tu fotografía de producto a como es este en realidad, potenciando siempre sus punto fuertes y minimizando, si los hay, aquellos aspectos menos atractivos. Sé honesto con tus clientes y no generes faltas expectativas a través de la imagen de producto: lo único que vas a conseguir es aumentar las devoluciones y empeorar la reputación de tu ecommerce.

Siempre la máxima calidad

Saca siempre el máximo partido del producto para conseguir que éste le entre por la vista al comprador. Con una imagen de producto de mala calidad no sólo perderemos nuestras tan ansiadas conversiones, mancharemos también nuestra reputación y podemos perder un cliente. Por eso, toma siempre fotografías en alta resolución (300 dpi) y en formato RAW (tiene mejores posibilidades de edición).

fotografia-producto

Atención al detalle

Cada producto tiene sus propios detalles: hebillas, costuras, botones, texturas… Ten en cuenta esos detalles a la hora de presentar el producto, sobre todo si estos aportar valor. Considera, en algunos casos, hacer fotos de esos detalles que ayudarán al comprador a hacerse una idea de los acabados del producto que van a comprar.

El retoque, un aliado

El Photoshop es tu amigo, pero úsalo sin abusar. Utiliza el retoque para eliminar reflejos, corregir las imperfecciones propias del producto, mejorar su colocación en el escenario, nivelar el balance de blancos,  variar el contraste… Pero hazlo siempre manteniendo la regla de la honestidad y sin alterar la estética real del producto. Retoca lo justo para mejorar la fotografía.

Optimiza como puedas

Adpata al máximo tus imágenes a la plataforma en las que las vas a usar, teniendo en cuenta qué uso les vas a dar. Si vas a usarlas en tu ecommerce, reduce su tamaño al que deban ocupar en la página, teniendo en cuenta si van a ser o no ampliables. Reduce también sus dpi (72 dpi es lo ideal para web) para que no pesen en exceso, aumentando así el tiempo de carga de tu página. El tiempo de carga es muy importante para el SEO, y el SEO es muy importante para tu negocio online.

 

Fotografía para ecommerce. ¿Qué opciones tengo?

Fotografía para ecommerce. ¿Qué opciones tengo?
Son muchas las opciones que el mundo de la fotografía para ecommerce ofrece a este sector para presentar sus productos de la manera más atractiva e informativa posible. Desde la fotografía de producto propiamente dicha hasta las múltiples posibilidades de la imagen interactiva, pasando por los shooting de colecciones o los vídeos promocionales, los servicios profesionales relacionados con la fotografía para eCommerce són cada vez más variados y adaptados a las necesidades de cada cliente.

Descriptivas o artísticas, neutras o , las imágenes son el principal argumento de venta de la mayoría de tiendas virtuales, y tanto su calidad como su buen uso acostumbran a marcar la diferencia en el objetivo primordial de toda tienda online: las conversiones. De entre todos los tipos de imagen para ecommerce, cabe destacar las cinco opciones actualmente más populares a la hora de dar respuesta a las necesidades de las principales tiendas online:

Fotografía descriptiva de producto

Las últimas tecnologías en fotografía, robótica y software permiten industrializar el proceso de fotografiado de grandes volúmenes de artículos, dando como resultado verdaderas fábricas de imágenes para ecommerce donde todo el proceso está completamente automatizado. El resultado son imágenes de calidad sistematizada y a medida de las necesidades de cada ecommerce, optimizadas para su uso en la venta online.

destacado-360

Fotografía 360º interactiva

La fotografía de producto 360º  reduce la distancia entre la compra virtual y presencial, mejorando la información sobre el producto a través una puesta en escena totalmente interactiva y muy fiel a la realidad, disponible desde cualquier tipo de dispositivo.

Maniquí invisible

La técnica del maniquí invisible permite mostrar todo tipo de prendas con su volumen natural i sin necesidad de modelo, dando todo el protagonismo al producto. Gracias a este tipo de presentación, especialmente usado en el campo de la ropa técnica, las prendas adquieren dinamismo y volumen como si la llevase un modelo profesional, pero con el importante ahorro de costes que implica prescindir del modelo “real”.

Escenarios 3D

Se trata de escenarios virtuales creados a partir de modelados 3D ofrecen al ecommerce, especialmente a los dedicado a los productos para el hogar, la posibilidad de situar su producto siempre en los mejores contextos posibles.

destacado-escenarios-3D1

Modelos virtuales

Los modelos digitales 3D hace años que son una realidad en el campo de la imagen para ecommerce y son muchas las firmas del sector que ya han apostado por el ahorro en costes y tiempo que representa esta técnica de presentación de productos en el campo de la moda. Actualmente, el realismo y las opciones de personalización que estos catálogos de modelos virtuales ofrecen han aumentado hasta el punto de convertirse por fin en una alternativa barata i flexible al uso de modelos “reales”.

Shooting artístico

A pesar de los muchos avances que la digitalización ha traído a la fotografía, no hay nada comparable al buen ojo de un fotógrafo profesional cuando se trata de realizar un shooting para una campaña concreta o como portada de una colección. Desde el estilismo al maquillaje hasta la escenografía o iluminación, pasando por la elección de l@s modelos o de la localización, son muchos los elementos que intervienen en que el resultado final de un shooting esté a la altura de nuestras expectativas.

photo-shooting

Video promocional

Más enfocado al marketing que a dar información sobre el producto y especialmente indicado para la presentación de colecciones o el lanzamiento de gamas de productos, la realización de videos promocionales es siempre una buena opción. Combinado con las posibilidades que ofrecen actualmente los softwares de postproducción, el video sigue siendo la mejor arma para “viralizar” los conceptos principales asociados a nuestra marca.

 

SEO: ¿Cómo sacar el máximo provecho a la fotografía de producto?

SEO: ¿Cómo sacar el máximo provecho a la fotografía de producto?
En el entorno online una imagen vale más que mil palabras y para los ecommerce no existe definición más certera. Ahora más que nunca, las imágenes son las grandes aliadas de los comercios electrónicos. Su correcta optimización puede ayudar a mejorar la accesibilidad, el posicionamiento web y la tasa de conversión.

Las imágenes son el principal atractivo de un ecommerce. Cuando se trata de comprar, los consumidores penalizan los sitios web que no apuestan por la fotografía de producto. Aunque se trata de una práctica bastante extendida en la actualidad, todavía queda mucho camino por recorrer. Generalmente nos preocupamos más por presentar fotografías profesionales que por asegurar que nuestros potenciales clientes las encuentren. ¿De qué nos servirá tener buenas imágenes si nadie llega hasta nuestro sitio web para verlas?

Posicionamiento SEO imagenes ecommerce

Las imágenes pueden ser una buena fuente de tráfico orgánico para tu tienda online si inviertes el tiempo suficiente en su preparación. Precisamente, la capacidad de un ecommerce para transformar una visita en una compra recae, en gran medida, en el tratamiento de sus imágenes. En este sentido, su optimización debe ser una prioridad para los comercios electrónicos que quieran aumentar su tasa de conversión.

Hay algunas cosas que puedes hacer para asegurarte de que estas sacando el máximo rendimiento de tu fotografía ecommerce:

Nombrar correctamente las imágenes

En muchos casos, olvidamos cambiar el nombre de archivo que genera la cámara automáticamente al realizar una fotografía. Se trata de un error común pero fácilmente evitable, que puede marcar la diferencia en materia de conversiones. Para que los clientes encuentren un producto, es necesario que siempre identifiquemos el contenido de la imagen para SEO.

¿Cómo debemos hacerlo? Utilizando el nombre para describir qué aparece en la fotografía y cuál es el contenido de la página en cuestión. Entre otros recursos, Google emplea estos nombres para leer la imagen.

La explicación debe ser clara, concisa e informativa. Para mejorar la legibilidad mediante algoritmos, se deben evitar los acentos y separar las palabras mediante guiones, nunca mediante espacios. Además, es aconsejable utilizar palabras clave si queremos escalar posiciones.

Definir el Texto Alt

El texto alternativo de una imagen es el equivalente en texto de un objeto no textual. Debe abordarse como una característica de accesibilidad, ya que se mostrará cuando el usuario tenga problemas de visión o cuando la imagen no se pueda cargar. Al mismo tiempo guarda especial relación con el posicionamiento web, ya que los algoritmos de los buscadores entran en contacto directo con el nombre del archivo y con su texto alternativo. Las principales recomendaciones son:

  • Incorporar palabras clave que faciliten la búsqueda de los potenciales clientes. Es importante tener en cuenta qué términos serán claves en la búsqueda y cómo se puede atraer a un mayor número de personas. En este sentido, la herramienta Analytics también puede ayudarte a identificar las palabras más adecuadas.
  • Utilizar lenguaje llano y descriptivo. A diferencia del nombre del archivo, no es necesario separar las palabras con guiones.
  • Modificar el texto en las diferentes fotografías de cada producto. En ecommerce es aconsejable presentar los productos desde múltiples ángulos. La mejor manera de optimizar una web es adjudicando un atributo alt específico para cada una de las imágenes. Podemos añadir al final de cada fórmula la característica que diferencia una de otra. Por ejemplo, si es frontal o lateral, si muestra el interior o el exterior, etc.
  • No usar texto alternativo en las imágenes decorativas. No se debe editar el texto de aquellas imágenes que se utilizan con finalidades estéticas, de lo contrario Google podría penalizar el sitio web.

Reloj-WIO

 

 

 

<img src=”reloj-azul-hombre.jpg” alt=”reloj azul hombre”/>

 

 

 

 

Proporcionar contexto a las imágenes

Google tiene en cuenta la página al completo y extrae información de la imagen a partir del contenido que la rodea. Las imágenes, las palabras clave y el texto adyacente deben complementarse correctamente para que un ecommerce mejore su clasificación.

Por otro lado, si el texto que acompaña una fotografía guarda poca relación con ésta, el motor de búsqueda valorará negativamente la relación entre elementos y posicionará peor la web.

Reducir el tamaño de archivo

Es un hecho que los elementos que más incrementan el tiempo de carga de los sitios web son las imágenes. Particularmente en el caso de los ecommerce, que dependen de las fotografías de producto para convertir sus visitas en compras. Con el objetivo de ofrecer una experiencia rápida y de alta calidad, es altamente recomendable optimizar las imágenes. Además, buscadores como Google tienen en cuenta la velocidad de carga de la web, de tal forma que la rapidez se hace indispensable.

Los compradores no solo se ven influenciados por el tiempo de espera sino también por la calidad de las fotografías. En este sentido, la compresión de imágenes es un método que ayuda a reducir de manera significativa su tamaño sin perder la calidad. Existen muchas herramientas que permiten realizar esta tarea y, por lo general, los cambios no son visibles a simple vista.

Otras recomendaciones
  • Mobile Responsiveness: Es importante que tanto nuestra página como nuestras fotografías de producto se adapten a la pantalla de cualquier dispositivo. Cuando el contenido no es compatible con todos los soportes, aumenta la tasa de rebote, hecho que repercute negativamente en su posicionamiento.

Posicionamiento SEO imagenes ecommerce

  • Test visuales A/B: A la hora de optimizar la página web de tu ecommerce, los test visuales A/B te permitirán comparar resultados entre diferentes opciones visuales y comprobar cuál de ellas resulta más adecuada en términos de ventas.
  • Sitemap: Son una buena estrategia para explotar al máximo el poder de las imágenes de nuestra web. Los sitemaps complementan la información de los atributos alt. Google también se nutre de los archivos XML para identificar qué contenidos debe rastrear e indexar.
  • Linkbuilding: Es recomendable potenciar el linkbuilding a través de nuestras imágenes. Cuantos más enlaces de calidad consigamos hacia nuestra web, más aumentarán nuestras visitas. Pero, no olvidemos que los enlaces deben ser coherentes con el contenido tanto de la página de origen como de la página de destino.

Digitalización y automatización: El futuro de la fotografía de producto

Digitalización y automatización: El futuro de la fotografía de producto
La industria de la fotografía de producto ha sido objeto de importantes cambios alcance en los últimos años. El ritmo acelerado de este cambio es evidente en todos los aspectos de la fotografía, y sólo basta con mirar la gran cantidad de empresas que ofrecen soluciones innovadoras para problemas previamente no reconocidos en la industria de la moda.

Actualmente, los ecommerce tienen acceso a diversas tecnologías diseñadas para automatizar diferentes procesos dentro de la cadena de comercio electrónico. Si bien esto puede producir una cierta nostalgia de los viejos tiempos en muchos fotógrafos, la verdad es que todo ello conduce indefectiblemente a una mayor productividad. Veamos, al detalle, los cambios específicos que se han producido en el modo de entender la fotografía de producto en el sector del ecommerce:

 

Equipos con cada vez menos fotógrafos” fijos”

En los inicios del ecommerce, se contrataban equipos de fotógrafos internos para hacer todo, desde el trabajo editorial hasta la catalogación de fotografías y la propia fotografía de productos. Sin embargo, la introducción de nuevas tecnologías ha hecho que progresivamente las empresas hayan ido reduciendo el número de fotógrafos en plantilla. Esto ha llevado a muchos representantes de la industria a convertirse en autónomos con el desafiante reto de reinventar su papel en la industria.

 

automatización fotografiaTecnología digital y la automatización

Durante los últimos años, los avances tecnológicos en este campo han sido tremendos. Mesas giratorias, cajas de luz led, brazos robóticos… son muchas las innovaciones que han modificado el modo como se lleva a cabo la fotografía de producto, y han aparecido nuevos servicios como las pasarelas virtuales, la fotografía interactiva 360º, los maniquíes para giro 3D, escenarios virtuales o el maniquí invisibles, entre muchos otros.

La razón de todas estas innovaciones es simple: Proporcionar una mayor eficiencia para el ecommerce en el campo de la imagen, con el foco puesto en la rapidez en el proceso de habilitación de ventas, factores claves para sobrevivir en un campo con una competencia tan feroz. No hay duda que la velocidad de lanzamiento de un producto es vital para que un ecommerce tenga éxito en el mercado.

 

Redefinición del papel del fotógrafo de producto

Como ya hemos dicho, la automatización que permite hoy la fotografía de producto conduce a un papel cada vez más marginal del fotógrafo del producto. Para hacer frente a la nueva realidad, es posible que los fotógrafos de producto deban ampliar sus habilidades y centrar su talento en trabajos de más valor creativo como la fotografía editorial y de catalogación o la ventaja competitiva que representa cada vez más la fotografía para redes sociales. La tendencia que se observa para el futuro es que las empresas dedicadas a la fotografía de producto se centren en conseguir perfiles de técnicos digitales con un gran ojo para la fotografía, y que sean los fotógrafos quienes supervisen el trabajo de estos técnicos.

Anticipándose a todas estas tendencias, hay empresas como WIO que ya han logrado ofrecer a sus clientes un servicio de fotografía para ecommerce donde todo su proceso está automatizado.

¿Cómo conseguir que tus fotos de productos reflectantes queden perfectas?

¿Cómo conseguir que tus fotos de productos reflectantes queden perfectas?
Fotografiar productos reflectantes, como los que llevan cristal o algunos metales, es de los retos más difíciles que plantea la fotografía de producto. Para superarlo, sólo es necesario el know-how adecuado y una correcta planificación.
Iluminación

La fotografía no es otra cosa que capturar la luz, literalmente, así que si aprendemos a controlar la luz, seremos capaces que fotografiar a nuestro antojo cualquier producto, bajo cualquier circunstancia.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta son las tres configuraciones de iluminación eficaces para la fotografía de productos reflectantes: Iluminación trasera, iluminación lateral e iluminación cenital en modo dual. La elección de una u otra iluminación dependerá, básicamente, del producto a fotografiar.

En el caso de algunos productos reflectantes concretos, puede ser adecuado utilizar una caja de luz para que esta se obtenga de manera más difusa.

fotografía de producto joyasfotografía de producto joyasfotografía de producto joyas

Fotografías tomadas en La Fábrica de Imágenes WIO

 

Ajustes de la cámara

Los ajustes de tu cámara deben ir en consonancia con el tipo de iluminación que has escogido. Para ello, ajusta la apertura, la ISO y el balance de blancos de forma que obtengas las imágenes con el máximo nivel de detalle posible.

En primer lugar, ajusta tu balance de blancos a la fuente de luz (a través de la luz estroboscópica intermitente). Bien es verdad que, normalmente, puedes confiar en el balance de blancos automático de tu cámara. Si no dominas el modo manual, simplemente enfoca con tu cámara alguna zona del producto hasta que quede claramente definida, preferiblemente algún detalle que pueda presentar posibles reflejos.

Después, dispara en modo manual usando un enfoque completo de diafragma como f/16 o superior. Utiliza un ajuste de ISO bajo, como el ISO 100, para capturar los detalles. Si deseas sobreexponer la imagen, deberás bajar la velocidad de obturación por debajo de la recomendación de tu medidor de luz.

Si estos aspectos técnicos te parecen aún muy complicados para tu nivel actual, hay multitud de tutoriales y posts como este que te pueden ayudar a entrar en materia.

fotografía de producto joyasfotografía de producto joyasfotografía de producto joyas

Fotografías tomadas en La Fábrica de Imágenes WIO

 

Procesamiento de post-producción

Por muy cuidadoso que seas, los productos reflectantes siempre crearán manchas, reflejos o algún otro defecto que deberás eliminar en post-producción.

Una buena presentación de producto debe favorecer la navegación en la web de tu ecommerce, así como distraer lo mínimo la atención de tus clientes hacia tus productos. Para ello, lo más eficaz es utilizar siempre el mismo fondo (preferiblemente blanco), el mismo encuadre, los mismos márgenes y la misma alineación. Ten en cuenta, no obstante, los requerimientos de cada marketplace en cuanto a imágenes, si vas a vender también tus productos en ellos.

Existen softwares con una buena relación calidad-precio, como Adobe Photoshop Lightroom, que permiten trabajar en tiempo real conectando tu cámara al ordenador ayudando a optimizar tu flujo de trabajo y permitiéndote editar tus imágenes de forma efectiva y rápida.

Ten en cuenta que la presentación de tu producto de manera perfecta y sin defectos es fundamental en la venta online, así que si no dispones del tiempo o del dinero para editar las fotografías de producto tu mismo, considera la posibilidad de externalizar esta tarea de post-producción a alguna empresa especializada.

La Técnica del Maniquí Invisible

La Técnica del Maniquí Invisible
El maniquí es una herramienta principal para el escaparate y venta de productos de moda. En el mundo del e-commerce, la incorporación de la técnica del maniquí invisible ha generado una serie de ventajas a los vendedores que a día de hoy es difícil de rechazar.

El uso del maniquí permite a los productos coger la forma adecuada, y por lo tanto las imágenes que se tomen del producto serán más profesionales y consistentes. Esto llevará a un aumento de atracción del consumidor hacia el artículo.

Sin embargo, el maniquí en sí puede ser una distracción, y la técnica del maniquí invisible es una alternativa que crea un efecto idóneo para la venta y no permite distracciones con el elemento deseado, el producto de moda.

¿Cómo crear el efecto del Maniquí Invisible?

Primero hay que seleccionar un maniquí de color mate o blanco que sea favorecedor para los tonos blancos del fondo, lo cual hará que en la post-producción de la imagen sea más fácil de destacar el producto.

Blue dress on white mannequin. Female mannequin in vintage dress. Strapless retro dress and accessories. Young lady's classy summer outfit.

Seguidamente, se coloca el producto que se ajuste adecuadamente al maniquí, y se le dará una pose estática.

Para que el artículo de moda pueda adquirir más profesionalidad se puede usar cinta para enganchar bien el producto al maniquí y así consiga tener la misma simetría.

También se puede utilizar pinzas para resaltar los cortes y líneas del producto como por ejemplo los pliegues de un pantalón.

Y otro de los materiales más usados entre los estilistas es el papel ‘tissue’ que sirve para rellenar espacios en los que no hay relieve del maniquí y dan la sensación de volumen en el artículo. Por ejemplo, la capucha de una sudadera se puede rellenar para que adquiera ese volumen deseado.hoodie

El siguiente paso será colocar el maniquí en un espacio con una muy buena iluminación LED y un buen séquito de cámaras. Es necesario tener un buen estudio equipado ya que, a menor calidad, menor es el efecto del maniquí invisible.

Por último, se fotografía el producto en diferentes ángulos para crear el efecto 3D. Primero se captura una imagen de frente y de espalda del producto. Después se da la vuelta al artículo (de dentro a fuera), y se coloca el producto en la espalda del maniquí, dejando la etiqueta a la vista de la cámara. Esta nueva captura se insertará en la imagen principal dando una sensación de profundidad del producto.

El siguiente vídeo enseña a cómo estilizar y tomar una imagen ideal del artículo elegido, un cárdigan, y da la fórmula de cómo adjuntar la imagen de la parte interior a la exterior del producto.

Ventajas de la técnica del Maniquí Invisible:

· Se trata de un proceso versátil y muy fácil de hacer.

· Ayuda al consumidor a visualizar el producto como si lo llevara puesto.

· Es una manera sencilla y rápida de estilizar.

· Se destacan los elementos principales del producto y es extremadamente detallista. Por ejemplo, los cortes de mangas o la línea de la figura son fáciles de ver.

fot3987· No es necesario invertir mucho tiempo ya que el producto se ajusta fácilmente al maniquí. Hay algunos modelos de maniquí invisible que incluso se puede quitar y poner piezas dependiendo del producto que quieras vender.

· El consumidor puede ver el artículo en vista 360 grados, desde todos los ángulos, y con una sensación de realidad aumentada.

· Crea una sensación de profundidad y proximidad en la imagen que incita al consumidor a comprar y a tener una decisión de compra más rápida.

· Hay una gran variedad de maniquíes y posturas, y son de fácil acceso.

· Se pueden apreciar las partes internas de los productos y sus sombras.

· Esta técnica crea un efecto de volumen natural sin necesidad de un modelo.

La técnica del maniquí invisible ha llegado al mundo de la fotografía de producto para eCommerce para quedarse, y són cada vez más los proveedores que invierten en esta técnica. Empresas como WIO, centradas en ofrecer un servicio industrializado de imágenes específicamente pensado para el ecommerce, son pioneras en el uso del ghost mannequin por su capacidad para destacar el producto y sus características, así como el gran ahorro de costes que significa, puesto que también es efectivo en la fase de post-producción.

 

Fotografía de producto: El tamaño sí que importa

Fotografía de producto: El tamaño sí que importa
Compartimos con vosotros los resultados del estudio realizado por la agencia Optimics sobre la relación entre el tamaño de las fotos de producto y las conversiones en ecommerce. Ya os avanzamos que, en este caso, parece que el tamaño sí que importa…

La Agencia de marketing para eCommerce Optimics decidió llevar a cabo un estudio sobre la influencia sobre las ventas del tamaño de las imágenes de catálogo de producto en tiendas online. Esta agencia, líder en la República Checa en el sector retail, utilizó un software de optimización visual de portales para llevar a cabo un test A/B con uno de sus clientes: MALL.CZ.

Como en cualquier test A/B, se crearon tres versiones de la misma página:

La versión de control, con las fotos de producto en tamaño normal, del tipo thumbnail, y el texto informativo a su derecha.

Product-Image-Variation1

La primera variación, con las imágenes de producto más grandes, mostraba el texto en la parte inferior de la imagen.

Product-Image-Control2

La tercera variación mostraba las imágenes también más grandes, pero el texto descriptivo se mostraba bajo el efecto “mouse over”.

Product-Image-Variation3

Una vez realizado el test, basado en la misma cantidad de visitas aleatorias para cada una de las tres versiones, durante el mismo periodo de tiempo, este fue el resultado:

La variación 2, que incorporaba imágenes un 80% más grandes y ocultaba el texto descriptivo bajo el efecto “mouse over”, fue la ganadora. En concreto, logró un incremento en las ventas del 9,46% respecto a la versión de Control, con un 96% de posibilidades de mejorar el original.

Tratándose de un ecommerce de retail, con todo tipo de productos a la venta, el estudio confirmó que las imágenes grandes funcionan mejor sea cual sea el artículo ofrecido en catálogo. La razón, según Optimics, es que a la hora de iniciar un proceso de compra para un producto concreto, la primera impresión es la que cuenta.

En base a este resultado, la empresa MALL.CZ decidió cambiar el diseño de su portal de venta online y comprobé, esta vez en conversiones reales como, en el caso de las fotografías de producto: El tamaño si que importa.

Luz y fondo, los dos factores clave para obtener fotos de producto profesionales

Luz y fondo, los dos factores clave para obtener fotos de producto profesionales
La luz y el fondo son dos elementos esenciales a la hora de efectuar una buena fotografía de producto, sea cual sea el tipo de artículo que queramos capturar. El tamaño del producto, sus características de color y textura, nuestro presupuesto y, sobre todo, el uso que queramos dar a la foto, marcarán la forma como gestionaremos estos aspectos para sacar el máximo partido de nuestras fotos de producto.

Aunque lo ideal es siempre recurrir al trabajo de profesionales de la foto de producto, ahí van algunos consejos para trabajar la luz y el fondo de forma “casera” con garantías de obtener buenos resultados:

Foto de producto con luz natural

Aunque es la opción más barata y menos “fiable” para hacer fotos de producto de todas las formas de iluminación, bien es cierto que da buenos resultados si se sabe aprovechar correctamente.

La mejor posición para situar el “tiro” de nuestro set fotográfico será o bien de forma paralela a la ventana o en un ángulo de 90 grados respecto a la misma, de modo que la luz del sol impacte directamente sobre la pared contra la que estamos trabajando. Esto garantizará un fondo blanco uniforme sin transición visible entre la superficie horizontal y el fondo. Puedes enganchar el papel blanco en la pared de fondo o colgarlo y luego doblarlo suavemente para cubrir la superficie donde colocarás el producto. Esta técnica es muy fácil y da resultados sorprendentes.

Echa un vistazo este tutorial para hacerte una idea de cómo hacerlo:

 

Foto de producto con caja de luz

Respecto a otras opciones, la caja de luz es una opción muy interesante para realizar fotos de producto por su capacidad para evitar reflejos y sobre todo para aquellos productos que se ven mejor bajo luz fuerte, como por ejemplo las joyas. A la hora de construir nuestra propia caja de luz, el principio fundamental es el de conseguir la mejor difusión posible de la luz que, que entrará dentro de la caja por ambos lados de la misma.

En este tutorial puedes comprobar como, con muy poco esfuerzo y coste, puedes conseguir una caja de luz para “ir tirando”:

Otras reflexiones sobre la luz en la fotografía de producto:

difusor fotografía de productoDifusión de la luz

Si las partes de tu producto quedan sobreexpuestas (se desvanecen a blanco en la foto) o si hay demasiado deslumbramiento, tendrás que difundir la luz. La forma más fácil de hacerlo es poner algo blanco y semitransparente entre la fuente de luz y el objeto. Una hoja de papel blanco bastará, a nivel casero, para hacer esta función. Si lo que estás usando para iluminar es una lámpara o un flash, quizás pensar en comprarte un difusor de luz sea la mejor opción.

Reflejo de la luz

reflector fotografía de productoSi hay áreas oscuras en tu foto y tu producto no queda bien iluminado en todos sus lados, tendrás que reflejar la luz. Lo idea es disponer de un reflector, pero si no lo tienes, puedes probar con cualquier superficie reflexiva, como por ejemplo una hoja de aluminio. Ten en cuenta que el color de su superficie reflectante afectará el color de la luz, así que para obtener una foto de producto neutra y fiel a los colores del producto, evita usar cualquier reflector coloreado.

Temperatura de la luz

Lo idea es disponer de una iluminación “coherente” usando sólo un tipo de fuente de luz.  Para ello, si está usando luz artificial, asegúrate de que todas las lámparas que utilices tengan el mismo tipo de bombillas. Si utilizas flash, puedes utilizarlo sin preocuparte mucho de otras fuentes de luz menos importantes.

Fondos blancos vs. fondos reales ¿cuál es mejor?

Fondos blancos vs. fondos reales ¿cuál es mejor?
Al echar un vistazo a los principales ecommerce internacionales, pertenezcan al sector al que pertenezcan, la tipología de fotografía de producto es siempre la misma: imágenes con fondo blanco, en las que el producto parece estar suspendido en el aire. Aún así, existen determinados ecommerce que apuestan por seguir incluyendo fondo en sus fotografías. ¿Tiene influencia en las ventas? ¿Qué tipo de fondo es mejor?

Que los fondos blancos dominan en cuanto a fotografía de producto se trata es una realidad, así como lo es la importancia de contar con imágenes de alta calidad en los sitios web y el impacto que esas imágenes pueden tener en la tasa de conversión. Aún así, las fotografías con contexto deben ser consideradas como una opción alternativa o adicional por parte de los propietarios de una tienda de comercio electrónico.

¿Qué sugieren los fondos blancos?

Promueven la coherencia

El uso de fondo blancos en todos los productos garantiza la coherencia, lo que contribuye a una apariencia uniforme en toda la web. Del mismo modo que es importante garantizar que la identidad de la marca sea coherente, lo mismo ocurre con la fotografía de sus productos. Si imaginamos un ecommerce en el que cada producto es presentado con un fondo diferente, sin respetar la misma iluminación o ángulo de cámara, es más fácil que el comprador se distraiga a la hora de adquirir un artículo.

Captura

Dan protagonismo al producto

Lo más importante de los ecommerce son los productos que albergan. En este sentido, los fondos blancos son lo opuesto a las distracciones. Con ellos, se puede presentar el producto de manera limpia, mostrar la calidad de su acabado y todos los detalles. La posibilidad de mostrar el producto con el 100% de realismo es clave para que el comprador obtenga la mejor experiencia de compra y se decante por los artículos de la tienda online.

Suponen un ahorro de costes

Al usar un fondo blanco, se simplifica el proceso de rodaje. El costo de buscar ubicaciones, contratar un modelo, un fotógrafo profesional y un director de arte puede elevar el presupuesto. Los fondos blancos eliminan la necesidad de todo esto pues requieren un proceso relativamente simple.

¿Qué suponen los fondos con contexto?

Con todas estas ventajas, puede parecer que todas las fotografías de producto deberían seguir el patrón del fondo blanco, pero esto dista mucho de la realidad. Las imágenes de producto con fondo, localizaciones e incluso modelos, ayudan a crear un estilo propio y favorecen que el consumidor se imagine ese producto en su propio entorno, ayudandole a inspirarse. Además, son ideales para vender los productos a través de redes sociales como Instagram, que recientemente ha añadido “instagram shopping” a sus funcionalidades.

Mensajes más ricos

Se trata de un tipo de fotografía que ayuda a la narración de historias y al storytelling. Fotografiar productos en contexto es una gran manera de contar la historia que existen detrás del producto y darle vida al artículo. Por ejemplo, una tienda de moda en línea podría enriquecer su página web mediante el uso de imágenes de los modelos que portan la ropa, interactuando con el entorno.

Define el público objetivo al que te diriges

El hecho de dotar de contexto a los artículos, ayuda a definir el target para el que están diseñados los productos idealmente. Este tipo de segmentación facilita que los futuros compradores se identifiquen (o no) con el producto y con el estilo de vida que profesan las imágenes.

Alienta la aspiración y la inspiración

Presentar un producto dentro de un entorno puede mejorar su atractivo. El cliente no necesita imaginarse cómo se vería un determinado artículo de mobiliario en su salón, basta con ver el contexto en el que se ha ubicado para inspirarse.

Promueve la venta de productos complementarios

alexandra-gorn-479346-unsplash

Vender una multitud de productos a través de una sola imagen cada vez más popular. Ejemplo de ello es el ecommerce de IKEA, que presenta modelos de estancias con diversos productos en la misma fotografía. Es una gran manera de no solo vender un concepto sino también de tentar a los clientes a comprar productos complementarios que se ubican juntos.

La decisión de fotografiar de un modo u otro responde, sobre todo, al tipo de ecommerce y al tipo de producto qué queremos mostrar. Por ejemplo, si se trata de un ecommerce que comercializa tecnología, mostrar el producto en el contexto del usuario es una buena forma de comunicar su propósito. Lo mismo ocurre con los productos relacionados con el diseño, tales como muebles u objetos de decoración del hogar, que probablemente se beneficiarán al mostrarse en contexto.

Por otro lado, es probable que los objetos pequeños o muy detallados requieran de primeros planos con buena iluminación y siempre se beneficiarán de un fondo blanco.

Una muy buena opción es combinar las dos tipologías de fotografía. Muchos ecommerce optan por mezclar ambos modelos, aprovechando las ventajas de cada uno de ellos. Así, en la página de inicio del ecommerce se opta por imágenes de producto con fondo, que ayuden a contar una historia y a evocar un estilo de vida determinado, dejando las fotografías con fondo blanco para la visualización de los productos al detalle, una vez el cliente quiere añadir el artículo a la cesta de compra.

 

 

Imágenes de producto, el factor emocional

Imágenes de producto, el factor emocional
De la misma forma que en el comercio tradicional, en el proceso de compra online se dan una combinación de factores emocionales que, combinados, definen su éxito o fracaso.

Las emociones son determinantes en cualquier proceso de compra online, y conseguir que esas emociones del cliente frente a la pantalla sean positivas es sin duda la clave de cualquier estrategia de marketing para ecommerce. Teniendo en cuenta que en el comercio electrónico el cliente sólo cuenta con un sentido, la vista, para apreciar el producto, resulta lógico que una buena gestión de las imágenes de producto influirá decisivamente en las emociones. Debemos apelar a los sentimientos de nuestro público objetivo, conociendo bien sus gustos y prioridades a la hora de comprar. Pero, ¿cuáles son esas emociones y qué papel juega la fotografía de producto en cada una de ellas?

 

Deseo

DESEOLa madre de todas las emocionas que influyen en cualquier proceso de compra. Para comprar algo, primero hay que quererlo. Y para quererlo, antes tiene que gustarnos. Una buena fotografía de producto, que potencie las cualidades del producto y saque el máximo provecho de su imagen, es básica para fomentar el deseo en el comprador. El deseo del comprador es el motor de compra más fuerte que existe.

 

Pereza

PEREZAEl arma de doble filo. Por un lado, la pereza supone un buen motor de compra ya que es, junto a la falta de tiempo, la razón principal para no desplazarse y la emoción que introduce al usuario en el mundo del ecommerce. Por el otro, esa misma pereza marca un perfil de usuario más exigente que no está dispuesto a perder el tiempo en procesos de compra insatisfactorios. Una buena manera de no hacer perder el tiempo a nuestros clientes es ofrecer la máxima información sobre nuestros productos y, para ello, una buena fotografía de producto es indispensable.

 

Desconfianza

DESCONFIEsta es una emoción común en los usuarios frente al comercio electrónico, que poco a poco comienza a desaparecer gracias a las experiencias de compra satisfactorias y la expansión del ecommerce como forma habitual de compra. La desconfianza puede darse sobre el método de pago, sobre los plazos de entrega, la seguridad del sitio, los gastos de envío… Pero sobretodo se da respecto a la calidad del producto. Para evitar esa desconfianza es fundamental, una vez más, contar con imágenes de producto de calidad, que ofrezcan al comprador la máxima información visual sobre el mismo.

 

Ansia

ANSIAEl ansia es una parte fundamental de aquellas compras que llamamos “impulsivas”, que se producen cuando un cliente tiene la sensación de tener que aprovechar una “oportunidad” de compra única. El miedo a dejar pasar esa oportunidad se traduce en un aumento de las posibilidades de finalizar el proceso de compra. Para fomentar esa ansia positiva hacia nuestro producto, aparte de lo atractivo de la oferta, debemos presentar el producto de la manera más atractiva posible a través de imágenes que atraiga al comprador.

 

Ilusión y desilusión

ILUSIONRecibir un paquete con un producto comprado online produce en muchos casos ilusión en el comprador. Es el llamado efecto “regalo”, en el cual el comprador tiene ilusión por abrir el paquete y encontrar exactamente aquello que deseaba. Si lo que encuentra no es lo deseado, se produce una desilusión que suele suponer reclamaciones, devoluciones y, en muchos casos, la pérdida del cliente. Para fomentar esa ilusión y evitar las desilusiones, debemos presentar el producto mediante imágenes honestas y realistas, lo más fieles posibles a la realidad del producto.

Fotos de producto para marketplace. ¿Qué hay que tener en cuenta?

Fotos de producto para marketplace. ¿Qué hay que tener en cuenta?
Las primera impresión cuenta, y mucho, cuando se compra online. Y debido a ello, imágenes de alta calidad son la mejor arma para convencer a tus clientes de hacer clic en el botón de compra. Por supuesto, las descripciones de los producto son importantes también, pero la tendencia en el sector ecommerce es la venta impulsada por la imagen, y ahí las fotos de producto tienen mucho que decir.
O tienes imágenes de calidad…. O estás fuera

Los principales marketplaces están dando cada vez más importancia a las imágenes y, en consecuencia, son cada vez más exigentes respecto a ellas con sus proveedores.  Hoy en día es ya imposible vender un producto en los más importantes marketplaces sin aportar fotos de producto con unos mínimos de calidad, puesto que todos ellos han observado la correlación directa que existe entre imágenes de productos de calidad, experiencia de compra y tasa de conversión.

eBay, por ejemplo, ha hecho público un estudio según el cual los productos con fotografías de calidad se venden un 5% más. Además, por cada imagen suplementaria que se añada mostrando el producto, este tiene un 2% más de posibilidades de venderse. Ello significa que, si comparamos el rendimiento de un producto con una imagen ‘amateur’ con otra con 6 imágenes profesionales, este último tiene hasta un 15% más de posibilidades de venderse.

Imágenes adecuadas a cada canal de venta

Gran parte aumento de protagonismo de la imagen en el ecommerce se debe al auge de la compra a través de móvil, que en los últimos 2 años ha cambiado los hábitos de  compra de mucha gente:

  • fotos ecommerceEl 80% de los propietarios de teléfonos inteligentes accede a información sobre los productos mientras están comprando en tiendas físicas (Fuente: Moosylvania, 2013)
  • Amazon atrae a la mayoría de los usuarios de PC y el 87% del crecimiento de la audiencia mobile (Fuente: Smart Insights)
  • Casi ⅓ de las páginas vistas son desde móviles y tablets (Fuente: Smart Insights)
  • Los usuarios móviles representaron en 2013 el 40% de los 36 millones de nuevos usuarios y cuentas de eBay, contribuyendo con 35.000 M$ en volumen de ventas (Fuente: Yahoo Finance)
  • Un tercio de todas las transacciones de eBay “pasan” en algún momento por el canal móvil, incluso si la venta final se acaba realizando a través del sitio web.
  • Las pantallas más pequeñas de los móviles exigen un diseño limpio y minimalista enfocado en lo básico. Y lo básico son las imágenes.
  • Todas estas tendencias se ve reforzadas por la búsqueda y navegación centradas en la imagen por las que apuestan Amazon, eBay y Google Shopping. Los compradores ahora miran instintivamente la imagen del producto en primer lugar, y cualquier información adicional en segundo lugar.

Por eso es importante asegurarse de que utiliza imágenes de alta calidad que cumplen (y preferiblemente exceden) las directrices especificadas del canal.

No se complique: La imagen sólo tiene que mostrar el producto

Se cual sea el canal en el que se muestren, tus imágenes deben representar con precisión el producto real, sin ningún elemento que pueda alterar su información visual ni accesorios que puedan confundir al cliente respecto a lo incluido en la compra.

Para obtener la mejor visualización en todos los dispositivos, asegúrate de que tus productos llenen como mínimo el 85% de la imagen. Además de esto, asegúrate también de que tus imágenes son de como mínimo 1200 píxeles de ancho, para asegurar que la función de zoom funcione correctamente en cualquier marketplace. Ten en cuenta, por ejemplo, que el requisito de tamaño mínimo de Amazon y eBay de 500 píxeles es eso: un requisito mínimo. Para obtener los mejores resultados, independientemente de la categoría de producto, ofrece al consumidor imágenes grandes y de alta calidad de 1600 píxeles o más.

Los fondos blancos son el estándar de la industria

ecommerce fotografíaUn fondo completamente blanco (hex #FFFFFF o RGB 255-255-255) es necesario para todas las imágenes principales en Amazon. Aunque no es un requisito para las imágenes adicionales en Amazon, tampoco en eBay o Google, es sin embargo muy recomendable. El uso de un fondo blanco ofrece una mejor visualización en dispositivos móviles, y ayuda también a reducir el tamaño de archivo. Es un formato al que los clientes están acostumbrados y es considerado como best practice en ecommerce.

Tus imágenes son embajadoras de tu marca

Sea lo que sea que quieras hacer para presentar tus productos, trata de ser coherente y mantén un estilo fijo y reconocible. Ello te ayudará a comunicar una fuerte identidad de marca, así como profesionalidad y confianza, todo lo cual ayuda a los compradores a sentirse más cómodos y confiados con tu marca.