Copywriting e Imagen de producto, el maridaje perfecto

Cuando se habla de la presentación de producto en el ecommerce, se le da mucha importancia a la imagen (porque la tiene) y muchas veces dejamos en un segundo plano algo que en según que aspectos puede tener tanta o más influencia en las conversiones que el diseño… Sí, amigos, hablamos de nuesto el amigo el texto.

Y cuando hablamos de marketing, del texto se encarga el copywriting, el término que agrupa todas aquellas técnicas de escritura que tienen como objetivo la persuasion, normalmente enfocada a las ventas. En el caso concreto del ecommerce, parte del trabajo del copywriting pasa por la redacción de las fichas de producto. Y pese a que encargarse de ellas no es aparentemente un trabajo demasiado creativo, las fichas de producto, y en general una buena documentación del mismo, son parte fundamental de los contenidos de cualquier tienda online. Si todavía no eres consciente de ello, aquí van algunas claves para entender su importancia:

  • La descripción de producto determina el SEO, el santo grial del ecommerce. A través del copywriting se definen las palabras clave mediante las cuales tu producto será indexado en los buscadores y, si lo has hecho bien, después encontrado por los compradores.
  • A través del copywriting puedes diferenciar el producto a la venta en tu ecommerce del mismo producto a la venta en otras tiendas, y diferenciarte positivamente evitando también que los buscadores te penalicen por “copiar” la descripción del fabricante.
  • La descripción de producto debe llegar dónde no llega su imagen. Materiales, observaciones, características de valor añadido y en general cualquier cosa que no se vea a simple vista (y de valor a nuestro producto) debe ser descrita para dar al cliente la máxima información posible. Cuanto más y mejor informado está un cliente de ecommerce, más seguridad tendrá a la hora de comprar.

Una vez conscientes de la importancia del copywriting, el segundo paso es conseguir que nuestra descripción textual combine de la mejor manera con la descripción visual (la imagen) del producto. Para ello, te ayudará imaginarte la relación entre texto e imagen como un sistema de “vasos comunicantes”. Cuanto más muestre la imagen, menos texto necesitas y viceversa.

Cabe tener también en cuenta la diferencia entre tipos de producto a la hora de necesitar más o menos descripción. Los electrodomésticos y los artículos de electrónica, por ejemplo, tienden a necesitar muchas más especificaciones y descripciones más largas que las prendas de ropa, con las que debemos utilizar mucho menos texto y mucho más afinado para diferenciarnos de nuestra competencia.

En definitiva, mientras que con las fotografías de producto es recomendable que haya cuantas más mejor (tantas como sean necesarias para ofrecer una vista completa del artículo), en el caso del copywriting es importante buscar el equilibro entre dar el máximo de información al consumidor, pero sin marearle. Básicamente un contenido de valor que aporte algo más a lo que ya se ha explicado mediante fotos de producto (y vídeo si también se incluye en la ficha).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 2 =