La importancia del color para aumentar las ventas

Aunque quizás no les damos la importancia que merecen, los colores son capaces de transmitir emociones y, por lo tanto, pueden inducir a la compra en mayor o menor grado. Definir una gama de colores para tu ecommerce es fundamental para dotar tu marca de personalidad y para conseguir captar la atención de tus potenciales clientes.

mario-gogh-589737-unsplash-(1)Para los retailers, la venta es el arte de la persuasión. En este sentido, lo primero que debemos saber es que hay muchos factores que influyen en la toma de decisiones de los consumidores. Entre todos ellos, las emociones destacan por su importancia a la hora de tomar decisiones de compra.

Diversos estudios desvelan que el color tiene una gran influencia sobre una marca, por su apelación directa a las emociones. Concretamente, más del 80% de los compradores afirma tener en cuenta los colores y la apariencia de un ecommerce a la hora de decidirse por comprar.

Definir una gama de colores que se adecúe a los clientes que deseas atraer a tu negocio online es fundamental para conseguir convertir cada visita en una compra. Y para mantener la coherencia estética, es necesario que apliques las mismas tonalidades al logotipo, a los elementos propios que configuran tu negocio online (tipografías, títulos, textos, banners), así como al estilo y a la tonalidad de las imágenes de producto que ilustraran los artículos que comercialices.

Significado de los colores

Es crucial tener en cuenta que los consumidores priorizan la apariencia visual y el color por encima de otros factores. De hecho, muchos compradores afirman que el color es la primera razón por la que adquieren un producto. Sin embargo, no debemos olvidar que también es uno de los principales factores que diferencia tu ecommerce de la competencia y ayuda a los usuarios a recordar tu marca.

Por todo esto, y para tomar decisiones con conocimiento de causa, debemos tener en cuenta que cada color se asocia con diferentes valores. Es muy importante decidir qué tipo de personalidad queremos atorgar a nuestro ecommerce para, así, escoger el color que mejor se adecúe a este mensaje.

  • Amarillo: Transmite optimismo y juventud. Comúnmente utilizada para llamar la atención a los denominados Window Shoppers, aquellos consumidores que navegan por los ecommerce como forma de ocio, sin intención de compra. Comúnmente se utiliza para los call-to-action.
  • Rojo: Es el color del amor y la pasión. Transmite energía y se usa como representación de la ausencia y la inmediatez. Por este motivo, es muy utilizado por los propietarios de tiendas online para ilustrar las rebajas o las ventas por liquidación.
  • Azul: Denota confianza y en ecommerce se utiliza para dar seguridad y garantía. Se trata de un color asociado a los contenidos corporativos, muy utilizado en el sector bancario y empresarial.
  • Verde: Asociado con la naturaleza y la riqueza, se trata del color que el ojo humano es capaz de procesar con más facilidad. Suele transmitir relajación, armonía, crecimiento y frescura.
  • Naranja: El naranja tiene la energía del color rojo y la felicidad del amarillo.
  • Rosa: Tradicionalmente, el color del romanticismo y la feminidad. Suele utilizarse en los ecommerce dedicados a mujeres y jóvenes.
  • Negro: Asociado al poder y la sofisticación, transmite elegancia. Se trata de un color muy utilizado en el mercado de productos de lujo.
  • Blanco: Representa la paz y la pureza, también la simplicidad y el minimalismo.

colores-ecommerce

El color y los tipos de consumidores

Los colores tienen también la habilidad de atraer a tipos específicos de consumidores, así como inducir el cambio en sus hábitos de compra.

Las marcas del sector de la comida rápida, rebajas o establecimientos outlets suelen recurrir a colores como el rojo, el naranja, el negro o el azul intenso, pues les interesa atraer a compradores impulsivos y dichos colores transmiten ese sentimiento de urgencia.

Del mismo modo, los bancos o los grandes almacenes suelen optar, tanto en su establecimiento físico como en sus negocios online, por colores como el azul marino o el turquesa. Dichos colores transmiten un sentimiento de seguridad y confianza, con el objetivo de atraer su principal target, los compradores que se ajustan siempre a su presupuesto.

Las marcas de la industria de la moda optan por colores pastel como el rosa o la verde aguamarina porque son aquellos que más se identifican con sus clientes potenciales, los consumidores más tradicionales.

 

La importancia de la apariencia va mucho más allá de la estética, ya que también afecta directamente al interés del cliente potencial por los productos del negocio. Establecer un estilo propio, con una gama de colores acorde al tipo de target al que nos dirigimos, es fundamental para conseguir los mejores resultados de ventas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 7 =