Sombras y reflejos: las 3 opciones más populares

Dedicar tiempo a mejorar la calidad de la fotografía de producto hará que nuestros clientes se sientan más cómodos y pasen más tiempo en nuestro sitio web. En este sentido, el juego de luces y sombras puede convertirse en un gran potenciador de la imagen para ecommerce.

Muchas veces creemos erróneamente que utilizar sombras en ecommerce es un disparate. En realidad, si sabemos usarlas, las sombras y los reflejos son una herramienta más de la fotografía, y nunca debemos desperdiciar la oportunidad de mejorar nuestro catálogo de productos.

De hecho, una excelente manera de elevar la calidad de tus imágenes a un nivel profesional es agregar reflejos y sombras.

¿Qué debemos evitar?

Las imágenes con poca iluminación dan como resultado sombras proyectadas y no controladas que no son adecuadas para la fotografía de producto. Por este motivo y antes de entrar en materia, queremos sacar a colación algunas normas básicas sobre el uso de sombras y reflejos en la fotografía de producto.

Siempre deberás tener en mente que:

– La sombra nunca puede convertirse en la protagonista de la imagen.

– Evitar sombras duras e intensas. Para iluminar los productos correctamente necesitaremos que la luz pase por un material difusor para obtener sombras más suaves.

– El uso de reflejos y sombras debe estar justificado. Por ejemplo, las sombras reflectantes se usan muy a menudo en las fotografías de material de cocina. El motivo: simula la superficie de una encimera y permite al cliente imaginarse usando el producto.

– Utiliza la misma técnica para todas tus fotografías. Una vez tomada la decisión de utilizar sombras en una categoría de tu ecommerce, no olvides fotografiar y retocar todas las imágenes que pertenezcan a dicha categoría. Recuerda que te juegas la coherencia de tu sitio web, muy importante en ecommerce.

Reflejos y sombras

Las sombras realistas, no artificiales, son un potenciador de la imagen en el mundo del comercio electrónico. Dar profundidad a la imagen y hacer destacar el producto son dos de sus principales ventajas.

En fotografía de producto existen dos tipos de sombras, aquellas proyectadas y aquellas formadas por el propio objeto. Ambos tipos de sombras están determinadas por la dirección, la distancia y el número de fuentes de luz.

Las sombras proyectadas, que son aquellas que nos ocupan, se vuelven más claras y borrosas a medida que se alejan del objeto. Es muy importante entender su funcionamiento. Aun así, y a modo de consejo, puedes utilizar luz natural para proyectar la sombra del propio objeto y usarla como referencia para tu trabajo. De este modo, podrás editar e incluso agregar efectos de sombra en la fase de postproducción sin renunciar a la naturalidad.

A continuación, nos centraremos en las tres opciones más populares:

Natural shadow

La sombra natural se caracteriza por su sutileza. Esto sucede en la medida que se trata de la verdadera sombra del objeto.

La mejor manera de crear sombras naturales es utilizar una fuente de luz mientras fotografiamos el producto. Aun así, cada producto es un mundo y en muchos casos iluminarlo puede convertirse en un desafío. No temas, en la fase de postproducción podrás retocar el efecto para conseguir una imagen de alta calidad.

Tan solo necesitarás una fuente de luz durante la sesión fotográfica para capturar las sombras naturales del propio objeto. Usar reflectores de luz te ayudará a suavizarlas.

sombras-naturales

Drop shadow

Crea la ilusión de que el producto está siendo fotografiado desde arriba al imitar el sombreado que se produce cuando la luz solar directa incide sobre él. En este caso, las sombras se colocan directamente debajo del producto, no se proyectan.

Las sombras paralelas potencian la sensación de que el producto se encuentra recostado sobre una superficie, dan profundidad a la imagen y hacen que el objeto sea más visible. Se trata, de hecho, del efecto más popular en ecommerce y es muy efectivo a la hora de captar la atención de los potenciales clientes.

drop-shadow

Reflection shadow

Con la sombra reflectante harás creer a tus clientes que has tomado la fotografía sobre una superficie parecida a un espejo. De este modo, harás que tus imágenes sean más atractivas y crearas un sentido del entorno, por lo que el cliente no tendrá la sensación de que tus artículos flotan en el espacio.

Es una técnica particularmente efectiva para la venta de productos que se venden en tiendas con luces brillantes y mostradores de cristal, como joyas o gafas de sol.

No debemos abusar nunca de este efecto, ya que un reflejo exagerado y sin justificar, puede hacer que el cliente abandone la compra. En postproducción es posible replicar este efecto duplicando la imagen y invirtiéndola.

 

sombras-reflectantes

 

Vale la pena probar todos los tipos de sombras para ver cuál encaja mejor con tus productos. Y recuerda siempre las reglas básicas sobre el uso de sombras y reflejos para mantener la coherencia y conseguir resultados realistas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + Diez =